Páginas

Páginas vistas en total

Suscribirse por correo electrónico

sábado, 27 de julio de 2019

Teódulo López Meléndez y su "hombre de este tiempo"




Por Ramón Eduardo Azócar Añez

El texto de Teódulo López Meléndez "Por el país del hombre" (Primera Lectura del nuevo Milenio. Caracas, editorial Ala de Cuervo, 2002.), nos hace reflexionar acerca de varios aspectos que desde finales del siglo XX, importantes filósofos han discernido con la "locura" de alcanzar una explicación consciente sobre el tema del "hombre contemporáneo", sin sobreestimar la inteligencia y dando un espacio de "duda razonable" al hecho de existir sin mayores presagios que por pura conservación de vicios y objetos materiales.

Martín Heidegger (1889-1976), filósofo reconocido como el principal fundador de la moderna filosofía de la existencia, se hizo muchas interrogantes acerca de ese concepto tan trillado en filosofía como lo es el "ser", llegando a la conclusión de que el "ser" como tal no es lo que importa, lo fundamental es la pregunta que nos hagamos acerca de él, aspecto presente en la obra de López Meléndez.

El término "ser" tiene, en el ámbito teorético filosófico, definiciones que van más a ser puntos de vista de tal o cual filósofo. El "ser" está implícito en el "que es" y el "como es"; es lo que está más allá de la propia existencia, Heidegger lo llama el "ser- ahí". Parecería que estudiar el "ser" es un asunto de cantinflada, puesto que no hay racionalmente una respuesta concreta y directa acerca del "ser". El "ser" no lo podemos definir ni describir como una silla, una mesa o un vaso; podemos intentar relacionar el tiempo y el espacio con estos objetos y en la medida que esa relación va tornando consecuente y gradual, entonces estamos ante manifestaciones claras del ser: el es, el estando; el ego, el ente, la nada, entre otros, son elementos distintivos del "ser" en su relación con la realidad. Nosotros, comunes mortales que hacemos oficios varios en nuestras comunidades sólo tenemos una manera de entender qué es el "ser": el trayecto que a diario recorremos en nuestra relación en sociedad, hasta alcanzar trascender de los elementos terrenales. Por ello el "ser", y acá limitamos el concepto a la apreciación de López Meléndez, tal cual lo definiera Hegel, es "lo inmediato indeterminado": la fragilidad del hombre y su inoperancia en el dominio de la tecnología bien expresada por López Meléndez se fermenta acá de manera impositiva.

Ahora bien, cómo es eso de la pregunta del "ser", cómo es eso de estudiar al hombre en un tiempo de mecánica tiempo-espacio. Primero que nada, en acepción de López Meléndez, es una pregunta que investiga, su formato es teórico y trata de traducir en concepto los elementos descriptivo del "ser" que se desean descubrir. En esto, nos dice López Meléndez, reside aquello que se pregunta y en que el preguntar llega a la meta. El hecho de preguntar, por sí mismo, tiene su carácter de "ser", de hombre; el preguntar puede llevarse a cabo como un "no más que preguntar", o como una pregunta válidamente estructurada. De todo esto lo que hay que destacar es que el preguntar " ve a través" de sí desde el primer momento en todas direcciones.

La pregunta que interroga por el "sentido" del "ser" es la que hay que formular. ¿Para qué nos sirve esto? No es posible ir desarrollando argumentos y conceptos en la vida pública sin tener en claro a donde pueden estos trascender y cuál es su valor en el desenvolvimiento de las relaciones en sociedad. Es algo así como determinar cuál es el espíritu o energía que le imprimimos a una acción determinada. Por ello la pregunta del ser ha de entenderse como una investigación constante acerca de nuestras posibilidades hacia el encuentro de un proyecto de vida que nos delegue bienestar y sabiduría; una investigación que marque el sentido de la vida por sobre todas las cosas.

La pregunta que interroga por el "hombre" pide, según López Meléndez, que se gane y se asegure por anticipado la recta forma de acceso a los entes de fragilidad y sensación. Entendiendo por "entes", aquello de que hablamos, que mentamos, relativamente a lo que nos concluimos de tal o cual manera; aquello que somos nosotros mismos y la manera de serlo.

Como ven no es un asunto puramente de filósofos y marcianos lo propuesto por López Meléndez en su recopilación ensayística, es un tema tan común y sencillo que lo observamos ajenos nosotros a pesar de convivir con él y ser nuestra energía y vitalidad la que lo hace posible como idea abstracta.

Esta visión de López Meléndez nos hace recodar la percepción de Fernando Savater acerca de la filosofía, la cual consideraba conocimiento y sabiduría. Conocimiento, porque su acción teorética reflexiona sobre la información recibida de la realidad, jerarquizándola y dándole mayor importancia al significado y relación de las palabras en cuanto a cómo captar los fenómenos de la sociedad que influyen en la interpretación del mundo por parte del ser humano; sabiduría, porque la filosofía vincula el conocimiento con las opciones vitales (entiéndase valores), buscando interpretar cómo vivir mejor de acuerdo con lo que sabemos. La ciencia es posibilidad, la filosofía es vitalidad.

Sin estos dos conceptos difícilmente podemos contar con líneas guías que nos orienten en nuestra lectura de la obra "Por el país del hombre" de Teódulo López Meléndez; nuestra pesada búsqueda de respuestas acerca de qué mundo nos ha tocado vivir y por qué estamos en él nos hace requerir de una nomenclatura acertada, directa, que desnude los término: ¿Cómo reconocer los fenómenos a los cuales estamos expuestos y cómo responder al constante devenir de ideas si no existiera un sentido bajo el cual oriente nuestra interpretación? La ciencia nos da elementos prácticos para reconocer el sentido dinámico y estático de existir; la filosofía nos da elementos relacionados con nuestra esencia para reconocer hasta donde podemos andar y bajo qué forma podemos ir moldeando nuestra temporalidad por la vida; y López Meléndez nos seduce con un estilo flexible y descriptivo a percibir las relevancias de un ambiente cargado de pesimismo y dolor.

En una palabra, López Meléndez nos aproxima a una ciencia que es el ingrediente particular que confronta al hombre con el conocimiento y las ideas en búsqueda de una relación que produzca cambios, transformaciones; filosofía es el ingrediente general que ahonda los alcances y consecuencias de esos saberes en el trayecto histórico- dialéctico de la vida humana.

Teódulo López Meléndez se pregunta acerca del hombre y de la vida, relacionando esta percepción de unidad de análisis con el por qué estamos aquí, cómo llegamos aquí, cuándo aparecimos; qué razón de ser nos moviliza, cuáles son nuestros aciertos y desaciertos; en fin, preguntas inundadas de inquietudes acerca de cómo se a dado nuestra razón de ser en el ámbito humano. Ahora bien, a todo esto se hace sentir una incógnita de actualidad que la Ciencia y la Filosofía han de esforzarse por responder en lo que será el tercer Milenium.

Ya no se trata de marcianos o extraterrestres, López Meléndez trata de indagar si esa majestad de Universo y vía Láctea que eso que nos denomina no tiene sorpresas más allá de la razón física que nuestros sentidos captan. O quizás tendremos que volver a incógnitas ya balbuceadas: ¿Quiénes somos y de dónde venimos? Preguntas de la vida, de ese sin sabor que deja el místico recuerdo de Adán y Eva. Porque, citando en este caso a Savater: ¿Qué es el hombre sino el animal que pregunta y que seguirá preguntando más allá de cualquier respuesta imaginable?

Otro aspecto tocado por Teódulo López Meléndez es la fusión hombre-sociedad. Este tema, que en el pasado tratara ampliamente Karl R. Popper, en su obra "La sociedad abierta y sus enemigos", publicada por primera vez en 1945, destaca la civilización se encuentra en etapa de infancia, sobreviviendo a la traición de los que en nombre de la humanidad se hacen llamar sus intelectuales.

La tesis de López Meléndez, inscrita en el pensamiento popperiano, trata de demostrar que la civilización del siglo XX, y la que está efervesciendo en este siglo XXI, no ha podido despertar de la conmoción de nacimiento, de esa transmisión de la sociedad tribal, con la fuerte creencia en su todo místico fantástico que ejercita las facultades criticas del hombre a través de una participación más constante y dinámica en el proceso de relación e interrelación humana. En el caso particular de Venezuela, explora las corrientes políticas que han balbuceado la historia y han corrompido la institucionalidad.

Esa conmoción, llamémosla inercia de acción física y espiritual, se aprecia como causa del surgimiento de los movimientos reaccionarios que tienen como objeto, o razón de ser, echar por tierra a la civilización abierta para retornar a la organización tribal o cerrada. En este aspecto López Meléndez nos habla de un totalitarismo conservador que más allá de aspirar mantener las líneas guías de una civilización originaria, persigue guías de una condición de retrato que le permitan dominar y manipular el interés colectivo.

Como apoyo y complemento a esta central, López Meléndez estudia la factibilidad de utilizar métodos, críticos y racionales de la ciencia para tratar problemas de la sociedad. Principios como reconstrucción social democrática, modo de producción, teoréticos de interés que aumentan darle un significado, una interpretación válida.

Ahora bien, López Meléndez da una importancia remarcada al historicismo, interpretándolo como la síntesis del proceso de interacción del hombre con la naturaleza, apreciando en esta interacción el punto de visita de estudiosos y curiosos que han apreciado en el marco de la vida en sociedad una clara proyección de evolución hacia límites más definidos de contrastes y autodeterminación. Es el apreciar tiempo-espacio del desarrollo sostenido de la libertad en un medio social abierto con claro influjo de sectores cerrados.

En un tiempo tan agrietado y controversial como el actual, se requiere repensar hacia qué tipo de sociedad estamos siendo guiados por nuestros gobernantes, hacia una alienada y vacía, o hacia una de participación y bienestar ciudadana que haga posible expandir las voces calladas por influencia del el instrumento de un totalitarismo de Estado que impone cuál ha de ser nuestro pensamiento y qué debemos entender por libertad.

Teódulo López Meléndez nos presenta una cara de las tendencias intelectuales equivocadas que buscan manipular al hombre y su entorno, a nosotros nos toca descifrar esa tendencia en un mundo cada vez más inmenso, más violento, menos imaginativo, menos creativo, ausente del interés natural por defender su innata libertad y su dignidad cómo elemento vital de transformación del Universo. Este libro de Teódulo López Meléndez se define como el desafío de un "hombre de este tiempo" a una sociedad que se está quedando en el oscurantismo de una época envilecida por la violencia, los absurdos y el derroche de una poltrona que nos cobija nuestra cobardía.


Ramón Eduardo Azócar Añez
Doctor en Ciencias de la Educación/Politólogo/ Planificador. Docente Universitario, Conferencista y Asesor en Políticas Públicas y Planificación

sábado, 13 de julio de 2019

Una reseña de "La belleza del fracaso" de Eva Feld



Publicado en amazon, julio de 9,2019:

Para muchos de nosotros, la agitación actual en el sistema socioeconómico de Venezuela y el clima político es poco más que otro conjunto de imágenes diarias en la pantalla de tv o una actualización de tercer nivel en internet o en el periódico, especialmente para aquellos de nosotros cuyo día Las vidas de los días no parecen estar funcionalmente afectados por ella. Pero, donde los medios de comunicación no han logrado sorteo a esta crisis venezolana de años de duración, la autora Eva feld ha apelado a nuestros sentidos noticias a través de su última novela (su primera en inglés), La belleza del fracaso. Con la nitidez de un periodista, el eruditeness de un erudito literario, y el intensidad de uno que ha vivido en y más tarde huyó de Venezuela con su familia, Feld abre nuestros ojos a la magnitud de la crisis. Aunque sus personajes son de ficción, sus luchas revelan la realidad de la crisis que comenzó durante la presidencia de Hugo Chávez y ha seguido escalando en la presidencia de Nicolás Maduro: Hiperinflación, hambre rampante, enfermedad, escalada de crimen y tasas de muerte, separaciones familiares, Y la emigración masiva del país. Narrado por el personaje principal, el Sr. Mel, en un estilo que es casi poético, el lector aprende la verdad discordante sobre el impacto de este implacable conflicto contra los venezolanos -- tanto los que han huido del país como los que han dejado atrás. Fracasado por su propio gobierno, y tal vez por sus propias decisiones y opciones de vida, sus historias individuales permanecen tan sin resolver como la mayor crisis en sí. Pero, lo que la novela carece en la resolución de la trama, que se hace en la esperanza -- esperamos que a través de nuestros fracasos vemos y aprovechemos la oportunidad, y crecemos de nuestras experiencias fallidas (o en las palabras cotizadas de Samuel Beckett, la próxima vez debemos " fallar mejor.") Un escritor, él mismo, el Sr. Mel se basa en el poder de la palabra escrita (porque "sólo las palabras son imperecederos") para transmitir esperanza, para identificar el fracaso, y en última instancia para encontrar la belleza que es inherente a nuestros fracasos.
Jan Jackson Ph.D.

An review of The Beauty of Failure - by Eva Feld-
published in Amazon, July 9,2019:

For many of us, the current upheaval in Venezuela’s socioeconomic system and political climate is little more than another set of daily images on the TV screen or a third-tier update on the internet or in the newspaper, especially for those of us whose day-to-day lives don’t seem to be functionally affected by it. But, where the media has failed to draw us in to this years-long Venezuelan crisis, author Eva Feld has appealed to our news-numbed senses through her latest novel (her first in English), The Beauty of Failure. With the sharpness of a journalist, the eruditeness of a literary scholar, and the poignancy of one who has lived in and later fled Venezuela with her family, Feld opens our eyes to the magnitude of the crisis. Though her characters are fictional, their struggles reveal the reality of the crisis that began during the presidency of Hugo Chavez and has continued to escalate into the presidency of Nicolas Maduro: hyperinflation, rampant hunger, disease, climbing crime and death rates, family separations, and massive emigration from the country. Narrated by the main character, Mr. Mel, in a style that is almost poetic, the reader learns the jarring truth about the impact of this unrelenting conflict on Venezuelans--both those who have fled the country and those they have left behind. Failed by their own government, and perhaps by their own decisions and life choices, their individual stories remain as unresolved as the larger crisis itself. But, what the novella lacks in plot resolution, it makes up for in hope--hope that through our failures we see and seize opportunity, and we grow from our failed experiences (or in the quoted words of Samuel Beckett, next time we must “fail better.”) A writer, himself, Mr. Mel relies on the power of the written word (for “only words are imperishable”) to convey hope, to identify failure, and ultimately to find the beauty that is inherent in our failures.
Jan Jackson Ph.D.

domingo, 7 de julio de 2019

Nuevo poemario del argentino Luis Raúl Calvo




Por Luis Benítez

Deconstrucción de los rostros y otros poemas, de Luis Raúl Calvo (Ediciones Generación Abierta, Buenos Aires, Argentina, 2019)

Los 25 poemas que integran este último poemario de Luis Raúl Calvo  están divididos en dos secciones: Deconstrucción de los rostros, que incluye a 15 de ellos, y la titulada Otros poemas, que suma una decena.

Un aspecto los relaciona y otro los separa.

El primero es el lenguaje empleado por el poeta, bien conocido por quienes somos sus lectores desde hace años. Me refiero a la manera directa que tiene Calvo de comunicarse con quien lee, engañosamente simple, para encubrir y por ende, hacer así más efectiva la comunicación de núcleos de sentido más complejos. El registro puede ir desde lo confesional y anecdótico hasta el matiz de la evocación culta, pero en este caso invariablemente subrayando lo que en común con todos los hombres tiene esta última. El recurso mencionado abunda en Deconstrucción…, donde los iconos culturales impregnantes, la mención a figuras de la pintura y la literatura occidentales no invade con su prestigiosa referencia el discurso, sino que alude a aspectos de la experiencia emotiva y conceptual que tienen en esos nombres –Van Gogh, Gauguin, Artaud- una referencia directa. El poeta desglosa luego este aspecto y nos muestra en sus versos cómo el sufrimiento, la creatividad, el dolor, la angustia, las iluminaciones, que corresponden a la vida de todos y cada uno de los hombres, si bien brillan reconocidamente en esos nombres que él menciona, son en verdad patrimonio de toda la humanidad, resultado de la experiencia tanto general como individual, que en estos poemas se combinan.

El aspecto que separa a este grupo de textos de aquellos que componen la segunda sección, la titulada Otros poemas, es que en esta el tono se vuelve más intimista y hasta aborda el recurso de lo paracoloquial, con singular destreza, vamos a remarcar, por ejemplo en el poema Reencuentro.

Desde luego que estas superficiales aproximaciones no agotan todo lo que podemos decir acerca de este poemario, sino que son apenas una introducción, una invitación a leer, que extendemos al lector.
   
Así escribe Luis Raúl Calvo

Generación Abierta: Treinta años

Tal vez acaso, nos reconoceremos
en las imágenes del tiempo
como una vaga sombra que cubrió
los anchos mares del Atlántico.
Una cruel ironía: las páginas amarillas
serán sólo eso, un reflejo certero
de que hemos vivido el ocaso
de un sueño, la fragmentada realidad
de una vieja utopía, el deseo recobrado
en las antiguas musas del Olimpo.
Muchos ya han partido para reencontrarse
en otros ríos, en otras regiones del alma,
la pasión de la sangre no invade territorios
que separen lo que la belleza une en el silencio.
Quedarán las palabras, sí, al menos
las palabras, desoladas voces de la memoria,
de la fugacidad, del olvido.



sábado, 6 de julio de 2019

Nuevas revistas

jueves, 4 de julio de 2019

Concursos literarios julio

   
Escritores.org
Boletín CONCURSOS LITERARIOS - Semana 27 - Julio 2019
Incluye información actualizada sobre concursos literarios (España y Latinoamérica), servicios, empleo sector editorial, artículos, noticias... 

Cursos
15 de julio, inicio nuevas convocatorias.
--------------

CONCURSOS LITERARIOS
Cada semana informamos de unas cien nuevas convocatorias (todos los géneros literarios),  de España y Latinoamérica. Bases completas ©. Fuente original (no copias inexactas o fraudulentas).  Entre otras, esta semana informamos de las siguientes convocatorias: 
Premio José Manuel Esteve; Premio de Literaturas Indígenas de América 2019; Premio Nacional de Literatura Joven Salvador Gallardo Dávalos; Concurso Internacional de Álbum Ilustrado; Premio Delta;  Premio Minotauro; Premio Feel Good...
CONCURSOS: ÚLTIMAS CONVOCATORIAS RECIBIDAS
(pulsa para acceder)

CONCURSOS: para consultar todas las convocatorias vigentes 
Clasificadas por género literario, por país, medio de envío...

TODOS LOS CONCURSOS  /   ENVÍO POR EMAIL  /  NOVELA /  POESÍA  /  CUENTO Y RELATO  /  INFANTIL Y JUVENIL  /  PERIODISMO Y ENSAYO /  OBRA PUBLICADA  / TEATRO Y GUION  /  POR PAÍS /  RESULTADOS  /  BÚSQUEDAS /  INFORMACIÓN /ÚLTIMAS CONVOCATORIAS DENUNCIAS- AVISOS

imagen
Ida Vitale

Empleo
Ofertas empleo sector editorial

Libros (promoción gratuita)
Promociona tus libros.
Promociónate como autor

Videos
Entrevistas, Presentaciones

Colaboraciones
Colabora con la página

Conocer al autor
Ida Vitale
Artículos ¿Qué es la caligrafía?
Librerías de Bogotá
Casi un siglo de la publicación de Los siete locos de Roberto Arlt
Grandes escritoras universales (XX)

    

Cursos
   
CURSOS 
Creación Literaria. Oficios de la edición.
Por Internet, abiertos a todo el mundo.
15 de julio, inicio nueva convocatoria.
      
Informes
Informes de lectura
Correcciones
Ortotipográfica y de estilo
Maquetación
Papel y ebook