Entradas

Alba Candelaria

  Por Anna Karerina Zambrano (Cuento publicado por la Sultana del Lago en la Antologia “Dias Disparejos”). — ¿Qué día es hoy? Viernes. La levanta su bebe despertador a las cuatro de la mañana, quisiera dormir más, pero será imposible, al menos hasta que caiga la noche. —¡Mamá, quiero tete! — Anhela la beba con voz aguda, cálida y redonda como sus extremidades. —¡Voy!   — Dice Candelaria, como quien no quiere ir a ninguna parte. Todo permanece oscuro, aún no ha despuntado el alba por el este. Candelaria no enciende ninguna luz para no despabilar a nadie, sobre todo a ella misma. Conserva la ilusión de dormir unos pocos minutos más. Quienes tienen despertadores de carne y hueso lo entenderán. Entre las notas de la agenda hay una cita particular. Al mediodía tiene previsto un encuentro cara a cara, entre pantallas virtuales, con su profesor de literatura. En parte, se trata de un encuentro consigo misma, con quien ella recuerda que era, cuando aún el fuego de la vida no la

“Comercio”: un poemario del argentino Fabricio Devalis

Nuevas revistas

La Otra -México

Carta de Lili a Umberto Eco