Páginas

Páginas vistas en total

Suscribirse por correo electrónico

jueves, 16 de abril de 2009

Poemas de Francisco Rodríguez*




Ilustración de Leo Lobos (Chile)**


EL ACTO POÉTICO

No es un acto poético poner alas,
el acto poético es dar la luz
cuando han cortado por impago.
Un acto poético no es estar en la playa
junto a tus caderas, delante de una margarita,
el acto poético es sobrevivir a dos puñaladas
y un tiro.
El acto poético no es ser el héroe que
entra por la ventana al rescate del niño
ardiendo la cuna, el acto poético
es, haber arrebatado las cerillas para fumar
acostado en la acera.
El acto poético no es recriminarme el poema,
el acto poético en sí, es sobrevivir, simplemente
eso, amigo, sobrevivir…

DEJARLO ASI

Atreverse a beber de unos labios
calientes, y reír, hasta caer
desfigurados, como dos moscas
girando en el anzuelo.

No verse en el cepo oscuro
cuando cae la noche en duelo
tras cerrar los ojos, y saltar
libre, sobre el vacío.

Nos sacamos hasta el calcio
tan cansino, tan óseo,
como caramelo derretido
que cae de las cuencas de mis ojos.

Es arrítmico, como mis pasos
en la grava, la respiración, el deseo
ansioso del descanso en una esquina,
desnudo sobre la sal, desprendida
por los poros.
Se que ella ha vuelto,

al bolsillo izquierdo….

ENANO PENSANTE DE JARDIN

Aquel hombre que
constantemente
miraba sus bolsillos
vacíos, y que aún
caminando,
finge ser feliz.

Consume el tiempo en
una reflexión idiota,
¿Por qué?
y en quien introdujo
tan tortuosa palabra
en el cerebro

Para después marchase
sin dar una respuesta,
¿Por qué? ¿Por qué?
mientras mira asombrado
hacia arriba y encuentra
el papel, tu cara,
leyendo esto,
sin una explicación.


CORONA RUSA

(no se como se llamaba, se suicidó a media tarde desde una 5 planta)

Tirada, junto a un colchón
una muñeca podrida
y en el asfalto, ni una gota
de sangre fría, Rusia

Junto a ese frio, una manta
azul.

No se los motivos, y aun quien
lo quiera saber, que no te besen
los labios, ahora no.

Ahora no, reina de la amargura pública,
quizás ahora seas realmente libre.

Y nadie tiene derecho a tenerte en el asfalto
como escaparate público.

Déjame que te cuente
que en el mismo lugar en que marchitándose
tu oculto cuerpo descansa, vomitó un borracho
por la mañana.


*Poeta de Gran canaria

**Leo Lobos
(Santiago de Chile, 1966)
Poeta, ensayista, traductor y artista visual. Laureado UNESCO-Aschberg de Literatura 2002. Realiza una residencia creativa en CAMAC, Centre d´Art Marnay Art Center en Marnay-sur-Seine, Francia los años 2002-2003 con apoyo Fondo Internacional para la Cultura y la Fundación francesa Frank Ténot. Ha realizado exposiciones de sus dibujos, pinturas y una residencia creativa los años 2003 hasta comienzos del 2006 en el centro de cultura Jardim das Artes en Cerquilho, SP, Brasil.
Ha publicado entre otros: Cartas de más abajo (1992), +Poesía (1995), Perdidos en La Habana y otros poemas (1996), Ángeles eléctricos (1997), Camino a Copa de Oro (1998), Turbosílabas. Poesía Reunida 1986-2003 (2003), Un sin nombre (2005), Nieve (2006), Vía Regia (2007), No permitas que el paisaje este triste (2007). Sus fotografías, ensayos, dibujos y poemas han sido publicados en revistas y antologías en Chile, Argentina, Perú, Brasil, Cuba, Estados Unidos, México, España, Portugal, Francia y Alemania.
Como traductor desde el portugués ha realizado versiones en castellano de autores como Roberto Piva, Hilda Hilst, Claudio Willer, Tanussi Cardoso, Helena Ortiz, José Castelo entre otros. Sus dibujos, poemas visuales y pinturas forman parte de colecciones privadas y publicas en Chile, México, Estados Unidos, Brasil, España y Francia. El 2003 recibe la beca artística del Fondo Nacional de la Cultura y las Artes del Ministerio de Educación de Chile y el 2008 la beca de creación para escritores profesionales del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes de Chile. Su obra ha sido traducida parcialmente al portugués, inglés, francés y holandés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario