Páginas

Páginas vistas en total

Suscribirse por correo electrónico

viernes, 31 de julio de 2009

Premio Internacional de Poesía "Juan Laurentino Ortíz"







La Biblioteca Alternativa Tilo Wenner y la Asociación de Teatro Metamorfosis de Paraná y el Área Articular de la Casa de la Cultura de Entre Ríos convocan a la primera edición del PREMIO INTERNACIONAL DE POESÍA «JUAN LAURENTINO ORTÍZ» para libros de poesía publicados.



BASES: 1)Con el doble propósito de, por un lado, distinguir a la edición de libros de poesía en castellano y, por otro lado, incrementar el patrimonio bibliográfico de cinco bibliotecas de la provincia de Entre Ríos, en el mes de junio de 2009, se convoca a todos los escritores y editores interesados a participar del PREMIO INTERNACIONAL DE POESÍA «JUAN LAURENTINO ORTÍZ». El presente premio, cuyo nombre recuerda a uno de los más finos poetas de la lengua castellana, cuenta con el patrocinio del Área Articular del gobierno entrerriano y establece para esta primera edición una recompensa consistente en:

1.a) una obra de arte inspirada en el libro ganador, cuya confección se encargará luego del fallo del jurado a un reconocido artista plástico; y

1.b) una suma en efectivo de 2.000 pesos (dos mil pesos, moneda argentina), o su equivalente en dólares si el autor ganador resultase ser no-argentino.

El premio se otorgará al mejor libro de poesía editado en papel que sea enviado al certamen y no podrá ser declarado desierto.

2)Se habilita a participar a todos los autores que así lo deseen, sin restricciones de sexo, edad, nacionalidad o residencia, con libros de poesía impresos en cualquier fecha y lugar, con o sin ISBN y sin límites de extensión, siempre y cuando envíen sus volúmenes impresos en castellano. No se aceptarán volúmenes sin encuadernar.

3)Cada escritor podrá enviar tantos títulos como desee. De cada título deben enviarse 5 (cinco) ejemplares. La totalidad de los ejemplares recibidos, una vez concluido el concurso, será donada a cinco bibliotecas de la provincia de Entre Ríos, a saber: Biblioteca Popular Luz Obrera, de Basavilbaso; Biblioteca del Instituto de Formación Docente nº 715, de La Paz ; Biblioteca de la Casa de la Cultura ; Biblioteca Alternativa Tilo Wenner y Biblioteca Comisión Vecinal Barrio 33 Orientales, estas últimas tres de Paraná.

4)El Premio «JUAN LAURENTINO ORTÍZ» se otorgará un libro de autor individual. Sin embargo, se aceptarán antologías y otras publicaciones colectivas (de grupos, de talleres, etcétera). De hecho, se otorgará como mínimo:

4.a) un Diploma de Honor a libro(s) de más de un autor.

También se concederán Diplomas de Honor a:

4.b) mejor libro de poesía para niños;

4.c) mejor libro de poesía con ilustraciones;

4.d) libro de edición más original (para libros-objeto que se destaquen formal y conceptualmente). El jurado tendrá la libertad de establecer otras distinciones, extendiéndose diplomas de honor por cada una de ellas.

5)No constituye obstáculo a la participación en este Premio que el/los libro/s aspirante/s se encuentre/n concursando en otro certamen ni que haya/n obtenido galardones de cualquier índole con anterioridad.

6)Plazo: la recepción de obras cierra el 21 de setiembre de 2009. Se tomará en cuenta la fecha del matasellos. Los envíos deben hacerse a:





“PREMIO JUAN LAURENTINO ORTÍZ,

25 de Mayo nº 518,

CP (3100), Paraná, Entre Ríos

Argentina”.

Los organizadores no se responsabilizarán por las pérdidas o daños que pudiera sufrir el material remitido, aunque les apenaría mucho cualquier incidente de este orden. Por eso se recomienda efectuar el despacho a través de correo certificado. Se acusará recibo de las obras mediante un mensaje de correo electrónico.

7)El jurado, que producirá su fallo antes del 21 de noviembre de 2009, estará integrado por 5 escritores y expertos en literatura de la región y sus nombres se harán públicos una vez emitido su veredicto, el cual será inapelable.

8) Cada autor deberá adjuntar una hoja que contenga los siguientes ítems: nombre completo, dirección postal, dirección electrónica, teléfono, breve curriculum y firma. Respecto a los libros de varios autores, bastará con enumerar los mismos datos de al menos un autor, o del editor, quien fuera que enviase el libro. Los autores que envíen más de un libro deberán remitir sus datos sólo una vez.

9)La remisión de los libros a la dirección indicada implica la plena aceptación de las bases de este certamen y consiente automáticamente la donación de los ejemplares recibidos a las bibliotecas mencionadas. Si un autor enviase menos de 5 ejemplares de un título, no se lo habilitará como contendiente al PREMIO INTERNACIONAL DE POESÍA «JUAN LAURENTINO ORTÍZ» y el conjunto de libros se repartirá lo más equitativamente posible entre las entidades beneficiadas. Las situaciones imprevistas que pudieran suscitarse se resolverán según el leal saber y entender de convocantes y jurados.

10)Por consultas, escribir a: BiblioWenner@Gmail.com

jueves, 30 de julio de 2009

Poemas de Ana Guillot (Argentina)





Del libro “La orilla familiar"

la hija de su padre

2

se rompe el cascarón
en él habita el mundo
clara la disolución
más espesa hacia abajo
se escurre por el piso patinosa
más densa en el costado prohibido
más densa aún en la sombra de las sombras
en manos de caín
la tierra prometida
que no cesa su exilio
(hay cadáveres aún en israel
y el rojo es un mar que nombra sangres)
se rompe el cascarón
y guardo la yema en el pocillo
la agito
me alimento del huevo
que es el orbe
íntimo en mi boca
se derrama en ríos subterráneos
se hace blanco en el ojo del vecino
a punto de nieve se condensa
se rompe el cascarón
se pulveriza
(como si arena fuese)
en él habita el mundo
un gigante dormido
un trueno a punto de decir
el nombre que se oculta
se rompe el cascarón
lo frío en la oliva elemental
(el monte fue un infierno
o una pesadilla
nadie quedó velando parece)
en él habita el mundo
un planisferio muerto
de hambre
plano como la fritura
que excede a la sartén
y cruje
las pulgas de pan-ku caminan por el cuello de mi perra
me da pena este invierno
a mí también
3
como hojas salvajes
ella urde sus pieles
(la pequeña)
dice/ tiene
una selva en el pubis
y un enigma

4

me acurruco en el hambre
muerta de miedo llego
a esta cita

la piel es una inundación
de astillas
y cada trozo es mío
y duele


5
derretir la aurora con el cuerpo
(mujer que has de arder)
con aroma asequible
precisa en el reclamo
(mujer que has de martillar)
raspajes con corcheas
sones que te anidan el cuerpo
que no cejan
el abuso
de ser
una hembra que excita y que suspira
el himen
como si fuera un plumerillo
la infancia

6

un reino de preguntas tenía
historias para leer
y demorarse
-lejos de quien me haga llorar-dice
una ausencia en la plena niñez
una tristeza que diluyen
el plato de sopa
y los membrillos
esa necesidad de camisón caliente
un reino de preguntas y ella
princesa medieval o santa
una túnica de arco
una hoguera en los pies
un reino de preguntas
en la intimidad vidriosa
de los padres
historias para contar
y demorarse
-lejos de quien me vaya a mentir-
una estación del alma
parece
el reino de preguntas
instala el deseo
en la membrana
alguien con quien acurrucar los miedos
toda disminución
……………………………………………………..
una mujer le habla al oído
dice que no le ha sido posible
que el coro
y ella que escucha y nombra
la frustración metálica
y el limbo
un reino de preguntas
y el mundo en el que ha de sostener
sus vértices acuosos
7
estoy en el ojo de
la tormenta
en la forma primaria de esta especie
tocando
la espesura del árbol
la sólida presencia de la red
alguien me cuenta
en medio del silencio
de la boca
esta certeza pequeñita
alguien me cuenta
que es carne la lisura
una vuelta al origen
en cada palabra me revela
(como buscar en el pajar)
en medio del silencio
aparece la aguja
que despierta a la virgen
que zurce la memoria
que desliga los hilos
por la malla
una textura de canciones
una feroz vindicación

estoy en el ojo abisal
de un mar de cantos
en la sal de la espiga
una certeza pequeñita
la aguja de diamantes
en la frente
como un ojo también
alerta

8

no se ha rasgado aún
pero asoma la hilacha
y es
una tentación
tirar de esa punta que
abisma
pespuntes en cadena
prolija
se ha de suponer entonces
que roto el andamiaje
queda
la médula
el hilo entre los dedos
y nada
por simular

jueves, 23 de julio de 2009

martes, 21 de julio de 2009

Una interrogación ilimitada (Tercera lectura del nuevo milenio)




http://www.scribd.com/doc/17545631/Una-interrogacion-ilimitada-Tercera-lectura-del-nuevo-milenio

https://share.acrobat.com/adc/document.do?docid=c40f7ec5-bec1-400d-839c-5942976547a6

Por tercera vez Teódulo López Meléndez "lee" en el nuevo milenio. Esta vez se detiene en la "errancia" del hombre posmoderno y en su nihilismo. Y vuelve sobre el sistema político que debe reemplazar a los antiguos paradigmas, pues estima esencial para el despertar del hombre una nueva forma de organización política, la que llama "democracia del siglo XXI".

Balada del Preso Insomne



Leoncio Martínez, Leo, uno de los más grandes humoristas y caricaturistas venezolanos en la primera mitad del siglo XX y huésped habitual de La Rotunda, la infame cárcel del tirano Juan Vicente Gómez, nos dice lo que debía suceder en la Venezuela del año 2000.


Leoncio Martínez («Leo»)

(1888-1941)


I


Estoy pensando en exilarme,

en irme lejos de aquí

a tierra extraña donde goce

las libertades de vivir:

sobre los fueros: hombre-humano

los derechos: hombre-civil.

Por adorar mis libertades

esclavo en cadenas caí:

aquí estoy cargado de hierros,

sucio, famélico, cerril,

enchiquerado como un puerco,

hirsuto como un puerco-espín.

Harto en el día de tinieblas

asomo fuera del cubil

bien la cabeza, bien un ojo,

bien la punta de la nariz;

temeroso de un escarmiento,

encorvado, convulso, ruin,

-como ladrón que se robase

sólo el reflejo de un rubí-

por mirar brillando en el patio

el claro sol de mi país.


II


¡Sol para iluminar ensueños

de vastos campos sin confín,

del cielo abierto a la esperanza

de las alas tendidas. Y

aquí alumbra torvas miserias,

venganzas crueles, odio vil

y un dolor que no acaba nunca

ante otro dolor por venir...

¡Oh la bendita tierra extraña

donde nadie sepa de mí!,

a donde llegue de atorrante

sin ambiciones de Rothschild

con la mediocre burguesía

de que me dejen existir!

Hablaré mal en otro idioma,

comeré bien otros menús,

y alguna tarde arrellanado

en mi sillón de marroquín,

viendo a través de los cristales

un cielo de invierno muy gris,

pensaré en los muertos amados,

en los amigos que perdí,

en aquella a quien quise tanto

con la vesania juvenil

de cuando iluminó mis sueños

!el claro sol de mi país !


III


Estoy pensando en exilarme,

me casaré con una miss

de crenchas color de mecate

y ojos de acuático zafir;

una descendiente romántica

de la muy dulce Annabel Lee,

evanescente en las caricias

y marimacho en el trajín,

y que me adore porque soy

tropical cual mono tití...

que me pregunte ingenuamente

—¡y yo no la habré de desmentir!—

cómo es cierto que en Venezuela

los coches de la gente chic

los tiran parejas de tigres,

de tigres «tamaños así...»

(y la altura de un elefante

marcará su mano pueril).

¡Qué fantasías desarrolla

el claro sol de mi país!


IV


Mis hijos han de ser gimnastas

con el ímpetu varonil

de quien tiene libres los músculos

libres el pensar y el sentir,

pues nacerán en tierra extraña

y no en la tierra en que nací;

y mis nietos, gigantes rubios,

de cutis de cotoperiz,

bíceps y espíritus de atletas

con volubilidad infantil,

puede que sí se me parezcan,

tal vez tengan algo de mí:

la realidad de mis ensueños,

la mentira de mi sufrir.

¡Pero en vano entre sus cabellos

hundiré mi mano febril,

echaré hacia atrás sus cabezas

y buscaré, sin conseguir,

en el fondo de sus miradas

el claro sol de mi país.


V


Y cuando ya, siempre extranjero,

descanse más libre por fin,

y tenga lo que a mi me niegan:

la libertad del buen dormir,

en un cementerio evangélico,

cubierto por el cielo gris,

allá que no hay flores al año

sino una vez, mayo o abril,

a falta de la cruz de té,

del nardo, la rosa o el lys,

colocarán sobre mi tumba,

grabado a rasgos de buril,

un versículo de la Biblia

o algunas coronas de zinc.

Y ya muchos años más tarde,

muy cerca del año 2000,

mis nietos releyendo las fechas

de mi muerte y cuando nací,

repetirán lo que a sus padres

cien veces oyeron decir:

—¡y le darán cierta importancia!—

«el abuelo no era de aquí,

»el abuelo era un exilado,

»el abuelo era un infeliz,

»el abuelo no tuvo patria,

»no tuvo patria... ¡Y ellos sí!


VI


¡Ay, quién sabe si para entonces,

ya cerca del año 2000,

esté alumbrando libertades

el claro sol de mi país!

A INOCÊNCIA DE PENSAR: ENSAIOS DE FLORIANO MARTINS




A inocência de pensar é o novo livro de ensaios de Floriano Martins, volume que assume a forma singular de um álbum crítico de retratos, com suas anotações sobre vida e obra dos personagens abordados. Mesmo quando os textos são diálogos com outros estudiosos – tais são os casos das conversas com o francês Michel Roure e os brasileiros Eliane Robert Moraes, Per Johns e Sânzio de Azevedo –, mesmo aí, observa-se o delineamento de perfis que reforçam a idéia central de um álbum. Os temas estão ligados à cultura contemporânea de uma maneira geral, abordam singularidades e ícones dessa cultura, e o faz manifestando essencialmente a visão de mundo de seu autor.

Já no prefácio de A inocência de pensar, Jacob Klintowitz, uma das vozes mais expressivas da crítica de arte no Brasil, chama a atenção para o particular estilo de crítica empregado pelo autor do livro, destacando: “O interesse de Floriano Martins concentra-se nos escritores, nos poetas, nos artistas plásticos, nos líderes culturais, no movimento social da cultura, nas perspectivas e tendências da consciência nos séculos XX e XXI, na integração possível entre os vários países da América, no frágil intercâmbio entre os idiomas espanhol e português, na interpenetração entre a cultura erudita e a popular, na política exterior dos países e a sua relação com a valorização das manifestações artísticas. Podemos dizer que nós, leitores, por nossa vez, terminamos por nos interessar, além da especificidade de cada texto, por esta figura autoral carismática e renascentista.”

Visitando aspectos que julga merecedores de atenção crítica em personagens como Antonio Bandeira, Drummond de Andrade, João Cabral, Max Ernst, Marcel Schwob, Marquês de Sade, Pablo Neruda, Robert Graves, Georges Duby, além de temas como abstracionismo, simbolismo, surrealismo e romance nordestino, A inocência de pensar vai buscar seu título em fragmento de uma carta de Guimarães Rosa a seu tradutor alemão, Curt-Meyer Clason, através dele evocando a urgência do pensamento livrar-se de pequenos vícios adquiridos a modo de imperativos acadêmicos ou jornalísticos.

Floriano Martins se diz essencialmente poeta, mesmo considerando a abrangência de sua obra, que inclui ensaio, narrativa, plástica, canção popular, tradução e edição. É diretor da Agulha – Revista de Cultura, curador da Bienal Internacional do Livro do Ceará, organizador da coleção Ponte Velha (a coleção de livros portugueses da Escrituras Editora) e de antologias dedicadas à poesia brasileira, colombiana e dominicana. Tem um CD de canções gravado em parceria com o compositor Mário Montaut, e prepara uma exposição de fotografias, vídeos e objetos para o MuBE - Museu Brasileiro da Escultura. Publicou livros sobre o surrealismo e traduziu obras de autores como Guillermo Cabrera Infante, Juan Calzadilla, Federico García Lorca, Wilfredo Machado e Carlos Pellicer.

A capa de A inocência de pensar reproduz óleo de uma jovem artista brasileira, a gaúcha Aline Daka (1979). O livro integra a coleção Ensaios Transversais da Escrituras Editora. Autor e editora agradecem a ampla difusão que se faça desta obra, desde já convidando a todos para sua leitura e manifestação crítica.

A Coleção Ensaios Transversais trata de temas que articulam reflexões teóricas e ações cotidianas, em busca de um debate aberto, que transcenda a mera reiteração de ecos e contribua efetivamente para a negociação e a partilha de significações. Temas deste 38º volume da coleção: Crítica de Arte e Literatura, Diálogos sobre criação artística, Humanismo poético, Linguagem & invenção, Reflexão sobre cultura contemporânea.

Sobre o Autor: Floriano Martins (Fortaleza, 1957). Poeta, editor, ensaísta e tradutor. Em janeiro de 2001, criou o projeto Banda Hispânica, banco de dados permanente sobre poesia de língua espanhola, de circulação virtual, integrado ao Jornal de Poesia. Organizou algumas mostras especiais dedicadas à literatura brasileira para revistas em países hispano-americanos: Blanco Móvil (México, 1998), Alforja (México, 2001), e Poesía (Venezuela, 2006). Também organizou a mostra “Poesia peruana no século XX” (Poesia Sempre, Brasil, 2008), ao mesmo tempo em que foi corresponsável pelas edições especiais “Poetas y narradores portugueses” (Blanco Móvil, México, 2003), “Surrealismo” (Atalaia Intermundos, Lisboa, 2003) e “Poetas y prosadores venezolanos” (Blanco Móvil, México, 2006). Em 1999 realizou uma leitura dramática de William Burroughs: a montagem (colagem de textos com música incidental), na Biblioteca Mário de Andrade, em São Paulo e, em 2006, no Centro Cultural Banco do Nordeste, em Fortaleza, a mostra Teatro Impossível, reunindo leitura de poemas, canções, colagens e fotografias. Esteve presente em festivais de poesia realizados em países como Chile, Colômbia, Costa Rica, República Dominicana, El Salvador, Espanha, México, Nicarágua, Panamá, Portugal e Venezuela. Trabalha ainda com fotografia, colagem e design, tendo realizado exposições e capas de livros. Dentre seus livros de poesia mais recentes, encontram-se Tres estudios para un amor loco (trad. Marta Spagnuolo. Alforja Arte y Literatura A.C. México, 2006), Duas mentiras (Projeto Dulcinéia Catadora. São Paulo, 2008), Teatro Imposible (trad. Marta Spagnuolo. Fundación Editorial El Perro y la Rana. Venezuela, 2008), e A alma desfeita em corpo (Apenas Edições. Lisboa, 2009). Juntamente com Lucila Nogueira, organizou e traduziu o volume Mundo mágico: Colômbia (Poesia colombiana no século XX) (Edições Bagaço. Pernambuco, 2007), também sendo autor de Un nuevo continente (Antología del surrealismo en la poesía de nuestra América) (Monte Ávila Editores. Venezuela, 2008). Atuou ainda como curador da 8ª Bienal Internacional do Livro do Ceará (Brasil, 2008) – função que voltará a desempenhar em 2010, e membro do júri do Prêmio Casa das Américas (Cuba, 2009). Juntamente com Claudio Willer, dirige a revista Agulha (www.revista.agulha.nom.br) - Prêmio Antonio Bento (difusão das artes visuais na mídia) da ABCA/2007.
________________________________________
carmen barreto – comunicação e imprensa – imprensa@escrituras.com.br
escrituras editora e distribuidora de livros ltda.
rua maestro callia, 123 – v. mariana - 04012-100 - são paulo, sp
telefones: (11) 5904-4499 (pabx)/5904-4492 (direto)
contatos com o autor | floriano.agulha@gmail.com

lunes, 20 de julio de 2009

E-books de Rolando Revagliatti





Disponibles ya gratuitamente en http://www.revagliatti.net y en condiciones de ser incorporadas a bibliotecas virtuales y ser leídas o impresas, las ediciones electrónicas PDF y Versión FLIP (Libro Flash) de “Desecho e izquierdo” de Rolando Revagliatti: poemario aparecido en soporte papel a través de Astier Ediciones, Buenos Aires, 1999, en volumen conjunto con “Límite bailable” de Cristian De Nápoli.

A estas ediciones, las que cuentan con links de ida y vuelta desde el índice a los poemas y viceversa para una navegación más cómoda por los documentos, se les han añadido los numerosos textos que conforman las secciones “Más desecho y más izquierdo” así como “Y esto” (las que quedarán oportunamente agregadas a la 2ª Edición soporte papel).

A modo de prólogo: “Dese al Digesto Poético Nacional” por Alejandro Méndez Casariego

Fotografías: Flavia Revagliatti
Fotografía con autor y prologuista: Daniel H. Grad
Diseño integral y diagramación: Patricia L. Boero

Ciudad en tres tiempos





por Alejo Urdaneta

1

Cuando en la esquina de la casa esperaba el bus que lo llevaba al colegio de religiosos, veía pasar el tren por la calle de La Línea. Era el primer lucimiento de la mañana y se preparaba Abelardo para salir. Despertaba con el aroma de las arepas que hacía la vieja criada, con el tabaco en la boca y curtida de arrugas, mientras él se vestía para ir a su colegio. Todo estaba calmado y una tenue bruma bajaba desde el Monte Ávila, guardián de la ciudad, con los siete colores del arcoíris, albergue de los pájaros que venían con la madrugada.

El instituto debía parecerse a la propia casa. Como si fuesen palabras pronunciadas por el abuelo, se cumplió el veredicto. La casa se prolongaría en las aulas para que Abelardo aprendiese a bien vivir. Amplias salas cargadas de recogimiento, ventisca en el patio como advertencia por las malas acciones, capilla exornada de incienso para mantener vivo el culto del misterio, continencia de la voz y el gesto en busca de fortaleza. Todo se repetía en el colegio elegido. Ya el director había augurado una regia educación: “Vaya tranquilo, que su nieto estará aquí como en su propia casa”. Y nada hizo Hilda, porque no quisiera o porque lo encontrara inútil, para que su hijo no fuese al instituto. Bastaba leer los catálogos de conducta, los programas religiosos, para percatarse de que aquí fortalecería su hijo la rígida voluntad en los mismos cánones que había recibido del abuelo Ezequiel.

Pronto descubrió el padre Rodríguez la especial disposición del niño para aprender los principios de la escuela y aplicar a su vida el sentido de trascendencia. Se dio cuenta de que con Abelardo estaba ante un ánima de arcilla moldeable y fue atrayéndolo a conversaciones cargadas de misticismo y sazonadas con una sutil sencillez. Abelardo parecía bien dispuesto a recibir las enseñanzas pero se inclinaba a una extraña apatía que desconcertaba al preceptor. Algunas palabras se perdían en el vacío: Abelardo se ausentaba para pensar en otras cosas, o su voz se hacía inaudible al afirmar alguna intención del guía espiritual.

Ya en el tiempo de la adolescencia, se repetían día a día las ceremonias religiosas y metafísicas. Cada mañana escuchaba las imprecaciones a Satanás y las oraciones que le devolverían la gloria arrebatada por el pecado. Era la voz del abuelo Ezequiel resonando en las columnas del colegio. El reposo de la tarde modelaría aún más la voluntad del joven. Pero Abelardo parecía escapar hacia regiones donde quedara al abrigo de la tempestad que sobre su frágil espíritu arrojaba el hábito iniciado por el abuelo.

¿Espíritu frágil? La duda del padre Rodríguez se hacía más profunda cuando invitaba a Abelardo a hablarle de temas tan difíciles como la Encarnación del Verbo o la Trinidad. De aquí surgía en él una nueva inquietud, una destinación al pensamiento filosófico. Y fueron por entonces sus lecturas de Parménides: “Fuerza más bien al pensamiento a que por tal camino no investigue; ni te fuerce a seguirlo la costumbre tantas veces intentada. Discierne, al contrario, con inteligencia la argucia que propongo, múltiplemente discutible”.

Era la época en que la ciudad se iba preparando para los cambios que harían de ella una metrópoli. La niñez gozaba aún de la rutina que guarda de sorpresas, nada que trastornase el curso de los días. El vendedor de helados venía cada tarde con su carrito sonando música de marimba, cambiaba el cielo con el paso de los meses: azul en enero, sepia desde marzo hasta el gris contemplativo de las lluvias de junio. Y en la casa el orden, el silencio de los viejos salones con el mobiliario austero y los cuadros de viejos señeros que el niño veía con indiferencia, de tanto verlos. La familia no era extensa y el abuelo Ezequiel era el pater familias que dirigía con rigor las costumbres de la casa, en compañía de la hija, Hilda. Ya había muerto la abuela Julia y también Adalberto, esposo de Hilda y padre de Abelardo. La presencia femenina ejercía por delegación el poder hegemónico del abuelo Ezequiel, y la madre compartía la vigilancia y el afecto hacia el niño.

Era la ciudad tranquila de templado clima, con casas de techos de tejas, como la de la familia, situada en la callecita sombreada donde de vez en cuando se veían algunos caballos y ya se multiplicaban los coches de motor. En mayo cantaban las chicharras y florecían los árboles de bucare y Araguaney.

2

Hoy es otra cosa, Abelardo, el mundo ha cambiado como lo hacen las calles y las plazas, como también son otros los hombres y las esperanzas que desde aquí vemos. Mira aquella muchacha que va por la otra acera, sus zapatos de alto tacón y pequeña falda, su rostro coloreado que mira de frente en gesto retador. Casi has olvidado las lecciones que recibíamos en el Colegio con el Padre Rodríguez, y del abuelo Ezequiel te queda la veneración, y también el recuerdo de tu madre que hasta la vejez te dio todo lo que tienes. Pero algo guardas silenciosamente. Todos tenemos secretos, y el tuyo está en aprensiones que van de la mano con el valor y la entrega de ti mismo que nos enseñaron a fuerza de sermones y castigos. Recuerda cómo nos preparaban al examen de conciencia e iban dejando rastros de culpa en cada acción nuestra, para que luego tuviésemos templanza y recato.

Sí; muy pronto fuiste abandonando los dogmas. No olvido aquella vez que nos descubriste a todos que no eras el mismo Abelardo pupilo del aprendizaje escolar. Y lo comprobaste no sólo con teorías agnósticas y desplantes verbales. Hacías el juego del enfrentamiento hacia lo que antes fue el sentido humano o social para ti, proclamaste independencia y fuiste penetrando en el albur de la juventud primera con otra libertad.

3

Trabajaba como asistente en el departamento jurídico de una compañía de seguros y tenía dieciocho años. Cursaba el primer año de la carrera de leyes y contrastaba el ambiente universitario con el que había vivido en casa de mis padres y en el colegio. La Universidad me abría mundos nuevos después de tanto tiempo riguroso. Sonaba un nuevo madrigal brillante, de rojo y negro, en aquella isla de musgo. Porque todo era verdor y una arquitectura moderna de piedra y metal. Henry Moore, Calder, Vasarely, Leger y los artistas venezolanos del momento, en sus jardines, anfiteatros y corredores, enclavada en el centro vital de la ciudad: Un remanso en la turbulencia de la calle que nos brindaba serena curiosidad por la sabiduría y nos despertaba a las artes y al pensamiento libre, en aulas abiertas a la luz con pupitres enfilados hacia la cátedra. Y en mayo, amarillo en guirnaldas de un largo tiempo plañidero de cigarras, oloroso a libros viejos de viejo Derecho Romano y pergaminos de Immanuel Kant manchados por la arboleda que nos llamaba desde los ventanales.

Y todavía era una ciudad amable. Caminábamos desde la Universidad hasta nuestros lugares de trabajo y soñábamos con las novias que nos esperaban hasta el otro día. Fiestas, navidades en familia, un espacio distinto del que podemos narrar sin prejuicio. La ciudad era apacible pero se iba cargando de otras fuerzas: inmigración indiscriminada, polución, riqueza petrolera sin control, hipocresía en gobernantes y áulicos.

Pero tú has tenido la valentía de decirme de tus aventuras escondidas, tus encuentros en los lugares prohibidos por el buen burgués. Aquel bar inmenso cerca del mar al que ibas con amigos. Encontrabas en el oscuro recinto las mujeres que sin recato abolían tus temores. Con alguna de aquellas tuviste la amistad de la conversación; y entonces escuchaste la historia de la mujer que ha sido abandonada, y como eras joven sentías piedad por ella y creías comprenderla. Otro visitante escuchará en el mismo lugar la misma historia, repetida infinitamente en el eco monótono del tiempo.

FINAL

¿Qué me dices? ¿Es así de grave la situación? Te lo pregunto con alarma porque las noticias que nos llegan de tu país por internet son, por el contrario, buenas. No puedo creer ahora en otro mundo distinto en la ciudad que te entusiasmó de ímpetus creadores, ahora descompuesto y contaminado por el dinero y la política; que la pobreza moral se haya extendido hasta en los que tienen una vida acomodada, aun sin excesos… Todos los que antes vivían en paz, con el trabajo como modo de sustento han sido desplazados. ¿Es cierto? Tus cartas me preocupan pues no imagino la ciudad que me recibió con afecto como me la pintas. Gente que sólo aspira a enriquecerse con el alto ingreso petrolero; otros que han escalado desde la más humilde condición hacia puestos de gobierno. La dignidad del homo sapiens es la realización de la sabiduría, la búsqueda del conocimiento desinteresado, la creación de belleza. Ganar dinero e inundar nuestras vidas de unos bienes materiales cada vez más trivializados es una pasión profundamente vulgar, que nos deja vacíos. Sería bueno restaurar ciertos ideales de ocio, de privacidad, de individualismo anárquico. Hoy todos van detrás de la riqueza, menos los que nunca tuvieron antes y tampoco ahora tienen nada: son más pobres aún porque han enajenado su natural humano y gritan cuando se les ordena, y mendigan lo que los demás les han escatimado: alimento, educación. ¡Ah, la riqueza que no se trabaja!

Debo despedirme, Abelardo. Cuán lejos están de ti las ideas que discutías en la facultad de Derecho. El nominalismo frente al realismo, la pureza del intelecto creador. Hace ya tiempo que el espíritu de las ideas y la sensibilidad ha dado lugar al movimiento irracional de la necesidad más inmediata. Por eso te dejo ahora, para que te recojas en el silencio y puedas contemplar con serenidad tu vida de hoy, en la ciudad enloquecida por el nuevo siglo y el milenio amenazador.

miércoles, 15 de julio de 2009

Poemas de Olimpa Bracho






Olimpa Bracho (1965)
Poeta desde siempre


La poeta Olimpa Bracho, llega a la poesía siempre, desde su natal El Cardonalito, pueblo que la ha visto crecer y soñar, soñar y crecer, teje su palabra que cruza a veces las resquebrajadas tierra de la otra banda en medio de un sol que tuesta la soledad de las tardes y otras veces, cuando el río enfurecido toca las puertas de las ancestrales casas, navega su espejo inmaterial y ve el reflejo de su familia armar un lamento para desarmarlo en la noche entre susurros de espantos y luces de luciérnagas que le traen el advenimiento de la palabra, de un nuevo poema, de una voz que la multiplica más allá del asombro.

Olimpa Bracho llega a la Casa Chío Zubillaga de la UCLA en el año 2007, sembrada de palabras; ya escribía poesía cuando se inició en los Centros de Creación Literaria específicamente al CCL “Las Últimas Máscaras”, y a la luz de la Teoría de la Abstracción de la Palabra Poética irrumpe con intensidad obteniendo una Mención Especial en el Concurso de Poesía José Numa Rojas (2007), premio que gana al año siguiente (2008) con el poemario “La Loba en su Laberinto”, de una poesía en la que un sutil erotismo confeso a través de la simbiosis entre la sencillez del verbo y la profundidad estética y lo sentimental vibran y hacen vibrar en las fibras de la piel y el alma. La poesía de Olimpa Bracho redescubre códigos perdidos, los endulza y devuelve con el atrevimiento de quien sabe donde están los derroteros del fuego, de su fuego. Articulista de prensa en el periódico “El Caroreño”, la poeta Bracho descarga toda su sensibilidad con escritos que abordan la realidad social, proponiendo un tratado de participación humana en los asuntos humanos.



HUMO FATUO

Me esperas
en una esquina de la noche
para mostrarme el soplo de los soles
y tu abrazo
definiendo la curva del orgasmo
me libera del naufragio
para pernoctar en tu roca lluviosa

Me esperas
en una esquina de la noche
por encima de la copa de los pinos
Desnuda
paseo tus estancias
en el refugio de los amaneceres
sol calcinante
estallido silencioso
ceniza nostálgica rozando mis manos
¿Qué me quedó de vivir
al borde del miedo?...
tu placer impune
cumbre helada
humo fatuo.

AL OTRO LADO DEL SOL

Tú fuiste
leve despliegue de lo eterno
luz que alimentó a las crisálidas
y acarició mi sombra
el génesis...
Hoy
solo me queda la incertidumbre de tus dedos
sellando las estaciones
el recuerdo de tus piernas tensadas
como flecha en un arco
palpando el horizonte en pleno vuelo
al filo del asombro
Para reprimir el espasmo del deseo
he construido un cuarto sin ventanas
para guardar mis anhelos
y he tapado las rendijas
para evitar el escape de esa bestia retráctil
mi ansidd exiliada
al otro lado del sol...

OLVIDO MORTAL

Aquí estoy
mordiendo esta nostalgia evasiva
que no alcanza a arropar mis días contínuos
con la soledad a cuesta
casi sin gritos, casi sin lágrimas
como piedra visionaria en el camino

Aquí estoy
sorteando ese vacío enrarecido
que enardece tu cuerpo
trozo de lejanía
cayendo de mis dedos
la tristeza me pesa
y prefiero callar para que hable el silencio
mientras algas oscuras atrapan mis deseos
y se adhieren a tus huellas

Aquí estoy
flotando en burbujas de lascivia
luchando con mis fieras
casi esfinge, casi nada
con esa quietud de los bosques
poblados de sombras
la brisa me sostiene y tus labios rozan el contorno
de esas noches remotas

Aquí estoy... y tú no estás...
tu olvido es mi muerte
¿Por qué duele tanto el olvido
si los muertos no sienten?...

ORÁCULOS DE PIEL

Detente sombra del cenegal del delirio
sofocada en las hebras del sueño
mientras se filtra la aurora de puntillas
y vibra el silencio temerario
en un gemido de aves sin descanso
Ha pasado la sombra
y tu nombre cubrió la distancia de caricias derruidas
busco atrapar tu cuerpo
petrificado de olvido
inaccesible en el tiempo
fugaz en tu piel de otoño
¿De quién es esta sombra?
persigo tus pasos de gato nocturno
en la semipenumbra cubierta de hojas secas
y esta ansiedad que penetra
en esos árboles quietos
llenos de dias perdidos
La sombra me abraza
y se rasga en el recuerdo
del último verano
de ese beso salvaje que enredó mi boca
cual una enredadera
de huellas sin retorno
Por hallarte, soy pobre mortal que busca respuestas
en oráculos de piel.

CICLO DE SOMBRAS

¿Qué sientes cuando me ves?
cruzo las calles de tu memoria
rompiendo la penumbra imprevista
con gritos fraccionados y suspiros de placeres pasados
y por tan solo un momento
formo parte de esa planicie abstracta
donde el deseo es lobo estepario que le aulla a tus ojos
mientras la tierra gira sobre una órbita alterna
y se precipita al silencio
en un jadear de amaneceres rotos y gemidos alados

¿Qué sientes cuando me ves?
huyo envuelta en los pliegues de la noche
impregnando la ausencia perforada
de un rocío sin luces encallado en olvidos
Busco la calidez de tu abrazo
esa liana que degolla mis sentidos
envenenando las ansias conmutadas
de quedarme contigo
aunque sea, en la más pequeña de tus células
para que nadie me vea y me señale
la almendra dual, la fruta dividida
prisionera virtual, en un ciclo de sombras.

martes, 14 de julio de 2009

¿QUÉ ES LA LITERATURA INDIE?





por Pablo Paniagua


El concepto “indie” se aplica a toda manifestación artística realizada de manera independiente y fuera de las modas establecidas por el mercantilismo, y en lo que respecta a la literatura se refiere a los libros publicados por fuera de la corriente principal o al margen de la industria editorial, y que, además, de alguna manera en ellos se aborda o hace notar el desencanto del hombre ante la Época Supermoderna.

En Argentina, Chile y México, principalmente, algunos autores publican su obra de manera personal, gracias a las facilidades que ofrecen las nuevas tecnologías de impresión. Está claro que las adversidades económicas de los países donde este tipo de publicaciones están surgiendo, agudiza la inventiva de los escritores para propiciar dicha vía y ganar la partida, de inicio, a escritores de otras latitudes, como los españoles, que se acostumbraron a la estabilidad de un sistema social aburguesado.

Estos nuevos escritores independientes asumen el riesgo que supone la aventura de publicar por cuenta propia, para vender sus libros por las calles, plazas, cafés y bares de su ciudad, y despreciar editoriales tipo “Bubok.com” o “Lulu.com”, que no son nada más que un directorio donde los autores y su obra quedan perdidos en el anonimato. El escritor independiente, al menos, tiene un libro entre las manos: es algo real, un producto cien por ciento genuino: escrito, diseñado, publicado y vendido por su autor. Ahí, en ese libro, está la impronta del artista, no es un producto genérico, es el sueño de alguien que apostó su intelecto y sus energías para sacar adelante el proyecto de vida: la permanencia por medio de la palabra.

Pero esta “palabra” no debe caer en el discurso condescendiente y vacío, porque la “literatura indie” va más allá de ver una obra impresa. Es la visión alternativa de un nuevo escritor que, sabiéndose inmerso en una época de decadencia social, la del consumismo y la adoración desmedida del Becerro de Oro, de una Humanidad que camina hacia la distopía, no duda en tratar, ya sea de manera directa o sugerida, todo aquello que determina el fracaso de nuestra civilización, el absurdo y sus contradicciones (y ahora Franz Kafka se me aparece como un visionario, y también Roberto Bolaño con estas palabras: “Soñé que la Tierra se acababa. Y que el único ser humano que contemplaba el final era Franz Kafka. En el cielo los Titanes luchaban a muerte. Desde un asiento de hierro forjado del parque de Nueva York, Kafka veía arder el mundo”)..

El escritor indie, como ser pensante, ha de enfrentar de manera crítica la inercia de una Humanidad avocada en el fracaso, y rechazar, con inteligencia, cualquier atisbo de banalidad. Es recuperar la palabra asociada a la idea, el discurso que profundiza en ella, para buscar el fondo que permanece en toda obra que aspira a la inmortalidad. No basta, como pretende Juan Marsé, con contar una historia de manera creíble y quedarse en la mera fachada, en el contenido, porque el intelecto ha de estar al servicio de ese conjunto de ideas que se deben desarrollar. El escritor indie no rechaza ser un intelectual, porque de otra forma abandonaría esa visión crítica tan necesaria para analizar el mundo que le rodea, para encontrar las claves que darán solidez y consistencia a su trabajo. Ya son muchos, demasiados, los escritores que se dedican a la literatura del entretenimiento, esa mácula de lo banal que caracteriza nuestra sociedad de consumo, escritores que ven y se conforman con plasmar la realidad del espejismo, de lo ilusorio, para no saber estar en su tiempo, mirando desde afuera de ese mismo tiempo, con la distancia necesaria de una mirada crítica que cuestione el fracaso del hombre ante su Historia.

La literatura indie es la palabra en rebeldía, la resistencia del intelecto ante lo banal, la obra de arte frente a la simulación, la irreverencia ante la hipocresía, la voz disconforme y alternativa que se alza en contra del aluvión de literatura consumible que inunda el mercado editorial. La literatura indie es, a fin de cuentas, una apuesta para impedir la muerte de la literatura.

lunes, 13 de julio de 2009

Libros electrónicos como los de papel




El libro electrónico ya se acerca mucho a un libro convencional: doblando la pantalla digital se consigue pasar de página.

La lectura en pantalla es tan clara como si se tratara de un libro en papel y el peso total es comparable a un paquete de cigarrillos. Así se presenta hoy el libro electrónico, que cada vez va ganando más aceptación en el mercado.

Pero los fabricantes quieren que sea más parecido aún a un libro de bolsillo convencional. Hasta ahora, al lector le falta algo: y es que no puede pasar la página a su Harry Potter electrónico, sino que hay que presionar teclas y pantallas táctiles. Y precisamente eso es lo que quieren cambiar los investigadores de la Escuela Técnica Superior RWTH de Aquisgrán. En su proyecto están desarrollando un ebook en el que se puedan pasar las páginas como en un auténtico libro.

Interior de un libro digital flexible. El investigador Gero Herkenrath, catedrático de Informática Aplicada a los Medios de Comunicación de la Escuela Técnica Superior de Aquisgrán, explica que “se puede leer como si fuera un libro convencional. Para pasar la página en un libro en papel, se dobla la esquina de la página, y con este sistema se hace exactamente igual. La página se pasa como si fuera una auténtica y en la pantalla se puede ver cómo desaparece una página y aparece una nueva.”

Todo esto es posible gracias a un sensor inteligente que reacciona al doblar la pantalla. Este sensor contiene fibras ópticas: Los cables de fibra óptica tienen gran utilidad en el campo de la electrónica y de la informática desde hace mucho tiempo, por ejemplo, en la transmisión de datos a larga distancia. Por un extremo del cable se emite un haz de luz que recorre el interior del mismo, se refleja en las paredes internas y una parte de este haz sale por el otro extremo.

Los investigadores de la Escuela Técnica Superior de Aquisgrán han incorporado el cable de fibra óptica a su libro electrónico, dice el profesor Jan Borchers, pero de manera diferente a la convencional. Y añade “Nosotros rompemos el cable de fibra óptica. Lo recortamos un poco por un lado y cuando se envía luz al interior del cable, una parte de la misma se emite por el otro lado. Es decir, al final, sale sólo una parte de la luz que se emite al principio. Y la cantidad de luz emitida al final, la medimos con un sensor fotosensible.”

Es decir: la computadora del ebook recibe una señal de control en función de la cantidad de luz que se emite por el extremo del cable. Cuando el usuario dobla una esquina del libro electrónico, está doblando también el cable de fibra óptica. Con ello, se emite luz por un extremo del cable y en consecuencia llega menos luz al otro extremo. La información sobre la cantidad de luz se transmite a la computadora a través del dispositivo de medición.

“En el ebook flexible se incluyen muchos sensores que emiten una señal al doblar una esquina de la pantalla. Las señales llegan a la computadora, ésta lo interpreta y dice: bien, el sensor del lado superior derecho ha sido doblado, es decir, tenemos que pasar a la siguiente página, y la computadora envía la imagen de la página correcta a través del proyector al ebook”, explica Borchers.

Campos en desarrollo

Pero este efecto de pasar página ya se había conseguido antes mediante pantallas táctiles. Entonces, ¿qué aportan de nuevo estos sensores inteligentes? Mucho, señala Jan Borchers. Pues él, junto con su equipo de informáticos, quiere desarrollar nuevas aplicaciones para que el usuario pueda manejar cualquier aparato de la manera más sencilla posible. Y añade: “Me gustaría que se pudiera utilizar el libro electrónico como uno convencional. En el caso de los libros en papel, el usuario puede sentir la hoja y pasarla, la levanta y la deja caer sobre la otra página para ver la página siguiente. Y nosotros queremos conseguir precisamente eso, la misma interacción, los mismos gestos del usuario para pasar las páginas de un libro.”

Para lograrlo, las aplicaciones de un ebook deben ser lo más fieles posibles para el lector que está acostumbrado a leer un libro de manera tradicional. Para estos sensores de flexibilidad también hay otras aplicaciones, afirma Gero Herkenrath, como por ejemplo, los teléfonos flexibles. Y señala: “Imagínense un celular. Usted lo tiene en la mano, el teléfono empieza a sonar, y, en vez de apretar un botón, presiona el teléfono ligeramente con las manos.”

La telefonía móvil dotada de este sensor no es, con seguridad, el último desarrollo en este campo, del mismo modo que el libro electrónico con pasapáginas es tan sólo el primero de muchos avances tecnológicos para hacer más fácil el manejo de muchos aparatos.

Autor: Ingo Wagner

domingo, 12 de julio de 2009

A 500 años del nacimiento de Calvino su huella se percibe en el siglo XXI



por Isabel Saco

(EFE)

La Iglesia Reformada celebra el 10 de julio, los 500 años del nacimiento de Juan Calvino, pensador y líder de una de las corrientes más importantes del protestantismo, cuya huella perdura en la sociedad occidental del siglo XXI.

Calvino (Noyon, Francia) nació en 1509 y aunque su vida fue corta (murió a los cincuenta años) su figura y su prédica se impusieron en Ginebra, donde desarrolló lo esencial de su doctrina y que fue la ciudad-laboratorio en la que puso en práctica sus ideas.

Personaje poco popular y hasta antipático en ciertos círculos por la rigidez de su carácter, su extrema austeridad y la severidad con la que buscaba imponer sus ideas, fue un pensador que marcó de manera decisiva la historia de Occidente.

Aparte de la manera de entender y aproximarse a Dios, Calvino influyó en la relación de la sociedad con el dinero, en la separación de la Iglesia y el Estado, en el acceso a la educación y en la democracia.

Así, el impacto de su pensamiento se reflejó particularmente en la concepción y organización de las instituciones políticas suizas, basadas en el principio de que los representantes de los poderes públicos deben permanecer al margen de cualquier posición de poder en la Iglesia.

Otra innovación fue la defensa del derecho del ciudadano de a pie a participar en las decisiones políticas a todos los niveles, desde el local hasta el nacional.

Varios estudiosos suizos del legado del líder protestante han coincidido en señalar que Suiza, y particularmente Ginebra, serían muy diferentes a lo que son hoy si no se hubiesen impregnado y adoptado el pensamiento "calvinista".

"Sin esa emancipación del pueblo lograda por Calvino, creo que simplemente no tendríamos democracia directa", opina a ese respecto el intelectual Xavier Comtesse.

Suiza es, efectivamente, un país muy único a nivel político: los ciudadanos votan para refrendar u oponerse a decisiones de sus ayuntamientos, cantones y del gobierno central, que se caracteriza por que sus decisiones son tomadas por sus siete miembros.

Ellos, además, se turnan cada año la presidencia del país, de modo que el apego al poder y la ambición política se atenuan sensiblemente.

Pero la influencia de Calvino no se limitó en absoluto a Suiza y fue también importante en países como Alemania, Francia, Holanda y hasta en Estados Unidos, donde unos 15 millones de personas se consideran calvinistas, aunque se les conozca como presbiterianos, según Comtesse.

Calvino luchó contra la usura y logró un acuerdo para establecer una tasa de interés general del 7,6 por ciento al año, impulsó la creación de la Universidad de Ginebra y promovió un mayor acceso a la educación, de modo que la población -mayoritariamente analfabeta- pudiese leer la Biblia.

Estos son apenas algunos de los aportes perdurables del reformador y que son muy bien reflejados en "Calvin, Genève en Flammes", una obra de teatro recientemente estrenada sobre la vida de Calvino como parte de los actos de conmemoración por los 500 años de su nacimiento.

El escenario tiene como telón de fondo el "Muro de los Reformadores", donde están esculpidas cuatro estatuas de gran tamaño de quienes fueron los pioneros y defensores de la Reforma religiosa: Guillaume Farel, Teodoro de Beza y John Knox y el propio Calvino.

En ese emplazamiento, que permite que la pieza termine con un diálogo entre el actor que representa a Calvino y su estatua, transcurre la obra, de gran valor pedagógico y que busca aclarar ciertos malentendidos históricos sobre el personaje, pero que no esconde su lado arisco, severo y en ocasiones implacable.

Sin embargo, ha sido probablemente el paralelo que puede hacerse entre la degeneración social que se vivía en tiempos de Calvino, y a la cual él quería poner coto, y los excesos que han conducido a la actual crisis económica mundial lo que más actualidad ha dado a los 500 años de su nacimiento.

viernes, 10 de julio de 2009

Napolipoesia nel Parco




Nei giorni 17, 18 e 19 luglio 2009, alle ore 21,00, nell'incredibile scenario naturale e paesaggistico del Parco dei Camaldoli, nell'Anfiteatro del Golfo, si svolgerà una nuova straordinaria edizione di Napolipoesia nel Parco.

L'evento, promosso dall'Ente Parco Metropolitano delle Colline di Napoli e curato da Casa della poesia, vedrà la partecipazione di grandi autori internazionali, spesso in interazione con musicisti di varie aree musicali.

L'obiettivo è duplice: realizzare a Napoli uno dei più importanti ed ampi eventi poetici internazionali e valorizzare un progetto così straordinario e innovativo, come il Parco Metropolitano delle Colline di Napoli, attraverso un prodotto culturale, spettacolare, di eccellenza.

Gli Incontri internazionali prevedono la presenza di 15 tra i maggiori poeti contemporanei, provenienti da diverse nazioni e continenti. I poeti vivranno per almeno tre giorni la città e il Parco, insieme ai loro colleghi e amici, ai musicisti, a studenti, giovani scrittori e appassionati.

Il tema di questa edizione "lo spirito dei luoghi", vuole analizzare il legame tra tradizione e modernità, tra culture dei territori e sviluppo sostenibile, tra necessità di comunicazioni globali ed esigenza di tutela delle diversità.

Tra i poeti invitati alcune autentiche star e grandi poeti emergenti, ampiamente riconosciuti nel proprio paese, stelle in ascesa a livello internazionale.

Personaggio straordinario, Taslima Nasrin, del Bandladesh, donna e scrittrice, perseguitata e in fuga, icona di libertà, di lotta, di resistenza, di emancipazione della donna nel mondo islamico.

Tony Harrison, probabilmente il maggiore poeta di lingua inglese contemporaneo e uno dei più famosi e pubblicati al mondo. Poeta come "corrispondente dal fronte e come storico e coscienza della sua epoca".

Dalla California, tre straordinarie poetesse e tre interpreti di una poesia performativa, di forte interazione con la musica jazz, l'afroamericana Devorah Major, Genny Lim, di discendenze cinesi e inuit, Opal Palmer Adisa, di discendenza caraibica jamaicana. Tre grandi voci, e tre grandi canti di libertà e amore.

Viene dalla Spagna, Juan Carlos Mestre, poeta-cantastorie visionario che con la sua fisarmonica propone immagini nelle quali realtà e invenzione si miscelano in maniera sublime in atmosfere incantate.

Paul Polansky, personaggio quasi leggendario di americano che vive da anni nei Balcani. "Voce dei senza voce", "voce degli esclusi", megafono poetico del popolo più maltrattato ed oppresso della storia, quello "rom".

Viene dal deserto del Sahara, il grido di resistenza del popolo tuareg nella poesia e nel canto di Hawad, poeta, calligrafo, ambasciatore di una cultura nomade di cui è erede.

Adel Karasholi, siriano, tra i più importanti poeti arabi contemporanei. Vivendo da molti anni in Germania è diventato un vero ponte tra la cultura araba e quella europea. Appassionato e studioso di Brecht, riesce a far incontrare tradizione araba, densa di emozioni e di canto, ricca di metafore, con la tradizione "profana" della poesia tedesca moderna.

Dai Carabi, dalla bellissima e poverissima Haiti Louis-Philippe Dalembert, uomo-tartaruga, come si definisce lui stesso, trascina il suo "sogno di ritorno" dall'Europa all'Africa del Nord, dal Medio Oriente all'Africa Nera, passando per le Americhe e per gli altri paesi dei Carabi, in un canto malinconico dell'erranza e della memoria.
E da altre isole, le Azzorre, viene il portoghese Ivo Machado, portando con sé, come ogni isolano, nell'espressione, nel sentimento, nel tempo, la memoria insondabile di venti, onde, maree, il desiderio del viaggio assieme a quello del ritorno, il desiderio di libertà e di conoscenza.

Dall'Africa nera, la magia, i colori, i ritmi del continente bellissimo e martoriato, una delle figure emergenti della nuova poesia africana, Gabriel Okoundji.

Michel Cassir è nato in Egitto, cresciuto in Libano, vissuto in Messico e ora in Francia. Quella di Cassir è una vera poesia del Mediterraneo, che profuma di spezie e di salsedine, che fa incontrare uomini e culture, che diventa luogo d'arrivo di memorie collettive e condivise.

A rappresentare la poesia italiana contemporanea due tra i migliori interpreti napoletani, da tempo ormai assurti a livello nazionale ed internazionale e tra le voci più originali ed importanti del circuito, Mariano Bàino e Michele Sovente.

Mariano Bàino è stato tra i poeti che negli anni '90 hanno animato in Italia un dibattito su moderno e postmoderno, avanguardia e tradizione, e, più in generale, sul mutare delle strutture comunicative e sugli effetti di derealizzazione nella società massmediale, utilizzando spesso ironia e giocosità.

Michele Sovente è certamente uno dei più originali ed apprezzati poeti italiani contemporanei. Le tre lingue nelle quali si esprime si propongono come tre lingue diverse, ma sorelle, che si rincorrono e s'insinuano l'una nell'altra: il latino, l'italiano, il dialetto di Cuma.

Una magnifica occasione per i napoletani e tutti i campani per riscoprire questo luogo magnifico ricco di storia e di natura preservata che è il Parco dei Camaldoli, poco conosciuto e frequentato, di ammirare lo splendido panorama dell'anfiteatro che si affaccia su tutto il Golfo con l'isola di Capri di fronte.

Un'occasione irripetibile, per i non napoletani, di visitare una città bellissima, di immergersi nelle sue bellezze e nella sua cultura e di trascorrere tre serate ascoltando versi di poeti di tutto il mondo.


Ulteriori informazioni su programma, poeti ed evento:

www.casadellapoesia.org
www.napolipoesia.org

Parco Metropolitano delle Colline di Napoli
081/7966966 - 081/7966060

Casa della poesia
089/951621 - 089/953869 - 347/6275911 - 328/8459483

En el Cuervo TV




-Herbert von Karajan-Eugeny Kissin-Tchaikovsky
-Teódulo López Meléndez: “El espesor de la palabra”
-Maurice Ravel: Bolero-von Karajan
-Derrida=Fear of writing

http://worldtv.com/cuervo_tv/

jueves, 9 de julio de 2009

E-books de Ala de cuervo







Otros e-books de Ala de cuervo

http://www.scribd.com/tlopezmelendez9593

E-books de Ala de cuervo

http://www.scribd.com/people/documents/8527077?from_badge_documents_inline=1%22img%20alt=Documents%22%20src=

martes, 7 de julio de 2009

“El libro de Angelina” de Fernando Figueroa Saavedra




“Libros del Minotauro” anuncia el nuevo título de la colección "Narrativas" que ya está disponible en librerías y en nuestra web: El libro de Angelina, de Fernando Figueroa Saavedra, una apasionante aventura que cautiva al lector hasta la última página. El libro está disponible en papel, formato e-book y también puede seguirse gratis en facebook.

Las intrigas y asesinatos entre las familias nobles de la Venecia del siglo XVII obligan a Angelina, casi una niña aún, a huir disfrazada de hombre, de su querida Venecia. Acompañada únicamente por su fiel sirviente Pietrolino y las cartas de su padre adoptivo, el marques de Montefiero, que la irán guiando y desvelando los misterios de su origen, la joven Angelina tendrá que vérselas con un mundo en crisis, en constante cambio, donde la bondad y la maldad comparten un mismo sendero, y donde el valor y el ingenio; la magia y el amor; el erotismo y la filosofía; la nobleza y la mezquindad, formarán parte de lo cotidiano. Un largo viaje por tierras y mares de Asia y África a través del cual Angelina descubrirá los misterios, tristezas y alegrías que la vida entraña para toda joven, a la vez que los peligros y aventuras de la era de los descubrimientos y las exploraciones, donde piratas, amazonas, monstruos sorprendentes y la fuerza de la magia le saldrán al paso a cada momento para poner a prueba su valor e ingenio.

Fernando Figueroa Saavedra lleva en sus apellidos toda una tradición literaria castellana, por lo que no era difícil que este doctor en Historia y artista gráfico llegara a la novela después de dedicarse durante muchos años a la investigación, fruto de la cual ha publicado libros como el que ya se ha convertido en libro de culto, Madrid-Graffiti y los que le siguieron: El Graffiti Universitario, y Graphitfragen, todos ellos sobre el tema del graffiti en el que Fernando Figueroa es uno de los máximos expertos en el ámbito hispánico. Su formación de historiador queda patente en la perfecta recreación del mundo conocido del siglo XVII, y en el conocimiento de la mitología y de la geografía europea, africana y asiática que aparece en el libro. Su faceta artística también tiene cabida en la obra, pues la novela va acompañada de 57 ilustraciones realizadas por el autor y que recrean diferentes episodios de la historia de Angelina.


Dos poemas de José Repiso Moyano





Te mueres, Muerte, porque eres muerte,
¡qué cerda eres por tu sola ruta!;
no diré que, aun, eres una puta,
dí, ¿cuánta muerte das?, no quiero verte.

Por eso, vete, vete por ahí,
con tus demonios, ¡basta!, con tu prisa
feroz, con tu descomunal sonrisa
que se parece a la de Cuenca, sí.

No te ha llamado nunca mi esperanza,
no tienes bien, no tienes vergüenza,
de tan muerta crueldad llenas la panza.

Vete, y déjame acerto, por favor,
que yo ya – mira – tengo un libro en prensa
que lindo empieza en la mirada amor.


(*) Cuenca: Luis Alberto de Cuenca



sangre escupida

ya no sé qué tiene razón
o si la vida o si la terquedad o si el olvido

quizás la risa de los desiertos
quizás la pedrada funeral a todas las excusas

ya no sé qué tiene razón
ya no sé qué tiene razón
o si la verdad o si la jauría de los salmos
o si la lejanía o si la cercanía del silencio
o si la esperanza o si la desesperanza o si el caos
porque la garganta yace
porque la voz desnombra
mientras anochece

ay ¡ay! ¡¡ay!!
ya no sé
que no sé Piedra Guerra ya no sé
Piedra Tarde
cuando el cansancio el cansancio
es un atraso abandonado
un peor peor corazón en el destino

ya no sé qué tiene cumbre y fe
ya no sé qué tiene zumo de llamada
y no ser hueco
y desquiciante pobreza

lunes, 6 de julio de 2009

Poemas de Aladar Temeshy von Becker




EL VUELO DEL CUERVO

Tenía un cuervo
en el blasón de un anillo
un cuervo que volaba
entre el cielo bajo
y la nieve sobre
los árboles desnudos
llorando la tierra fría.
Sí, tenía un cuervo
con paisaje nevado
tristeza larga y cielo
a la altura de mi mano,
el sol se acostaba
sobre los techos de pizarra,
los árboles sentían pena
porque perdí el anillo, la magia
y el vuelo del cuervo.
(Nocturnos. Probando el tiempo.2003)

NI PALABRA

El Cuervo con su ala larga
va contra el cielo triste
alguien pierde una palabra
y la tarde gris se viste
con el lento viento de agua.
No mires más por la ventana
el cuervo vuela y grazna
no trae carta, ni palabra.
Solamente vuela y grazna.
(Nocturnos. Probando el tiempo. 2003)

EL CUERVO
profeta borracho
vuela sin pinta ni sombra
sobre pantanos y cementerios
con miedo que cuando venga la hora
tenga que confesar los muertos
cantados en burdeles baratos
por las madrugadas grises
donde nace el vicio del viento
que corroe barcos y santos
sin misericordia.

croe día y noche
en su negra borrachera
nombres y horas caídas
en aljibes verde - oscuros
de impúdicas ranas.

es el lamento del abandonado
en su desnuda caja de gajos
muriendo en el viento de bora
que hunde barcos y santos
y su incolora salmodia.
(Viajes en la noche 2009.)

EL POETA LAZO MARTÍ Y APURE



por Argenis Méndez Echenique


(Cronista de San Fernando de Apure y director Y director del Centro de Estudios Histórico-sociales del llano venezolano)

“…la figura de este lírico venezolano se parece a la del Moisés bíblico, por aquello de que tanto en el uno como en el otro el azar habría de constituir el símbolo de sus destinos” (Mario Torrealba Lossi, 1981)


En este año 2009 estamos los apureños y guariqueños conmemorando varios centenarios. En Apure, los centenarios del nacimiento de Ricardo Archila Medina, ilustre médico venezolano nativo de Elorza, capital del Municipio Rómulo Gallegos (27 de Abril de 1909), y de Julio César Sánchez Olivo, poeta sabanero y cronista de Apure, nativo de Guachara, Municipio Achaguas (21 de Octubre de 1909). Y en Guárico el luctuoso centenario del muy ilustre Francisco Lazo Martí, médico y excelso poeta de la llanura, nativo de Calabozo (14 de Marzo de 1869) y fallecido en Maiquetía (08 de Agosto de 1909). “Con Lazo Martí perdemos uno de los más legítimos y eminentes representantes de nuestra poesía. Sobre su prematuro sepulcro [apenas tenía 40 años de edad], acongojado en actitud élega, llora las bellezas que germinaban en el estro del cantor y que nunca saldrán a la luz del día, el numen de la Patria”, reseñaba la conocida revista caraqueña El Cojo Ilustrado, el 15 de Agosto de ese año 1909.


En esta oportunidad nos referimos al poeta calaboceño y sus vinculaciones con Apure. Existen varias cosas que vinculan al poeta con nuestra tierra, tales como: orígenes familiares, su debut profesional como médico, algunas de sus producciones poéticas. y su actuación en el campo de la política. A continuación hablaremos, someramente, de cada una de ellas.

ORÍGENES FAMILIARES.

Según el Dr. Julio de Armas (1988: 12), el bardo calaboceño era nieto del general de caballería Florencio Jiménez Madrid, prócer de la Independencia Nacional (de los héroes del Paso del Diamante, de Queseras del Medio, del Paso de los Andes, Boyacá e infinidad de combates) y nativo de Guayabal, centro poblado guariqueño cercano a San Fernando de Apure (a 12 kilómetros de distancia). El general Jiménez procreó un hijo, llamado Francisco, en la dama calaboceña Matías Lazo de la Vega. Y Francisco (“Pancho”) Martí de la Vega casa con su paisana Margarita Martí, de cuya unión nació el niño bautizado con el nombre de FRANCISCO FLORENCIO LAZO MARTÍ, nuestro admirado bardo llanero, según la autorizada opinión del doctor Julio de Armas. Sin embargo, tenemos la información de que el reputado intelectual calaboceño Rafael Loreto Loreto, quien localizó en 1947 la Fe de Bautismo del poeta, afirma que en este documento el nombre que aparece es el de Francisco de las Mercedes (Medina, 1972: 66)..


Pero las vinculaciones familiares, económicas y políticas de Jiménez Madrid eran con Apure, donde dejó otros descendientes, al unirse con la guayabalera Benita Castillo. De esta rama procede, entre otros nietos, el Padre Serafín Cedeño Castillo, primer biógrafo del eminente prócer (1898). El general Jiménez fallece en San Fernando el día 14 de Enero de 1840. La notoria vinculación de la familia con gente del suroeste del Guárico con Apure nos lleva a vincular la progenie del General Jiménez con nuestra tierra. Más si manejamos el concepto de “región histórica”, que va más allá de las fronteras político-administrativas.


El hoy Municipio Miranda (que incluía Camaguán y Guayabal) llevó el nombre de este ilustre prohombre desde el año 1872 hasta comienzos del siglo XX, perdiéndose luego en el olvido.


INICIO DE SU ACTIVIDAD PROFESIONAL


Don Tito Sierra Santamaría, un tachirense radicado en San Juan de los Morros desde los tiempos de la administración gubernamental del general Emilio Arévalo Cedeño (1936), nos informa que el día 21 de Agosto de 1890 le fue otorgado, en Caracas, a Lazo Martí el título de médico cirujano, por la Universidad Central de Venezuela (según Adolfo Rodríguez, los estudios requeridos para ello los realizó en su propia ciudad natal); regresa inmediatamente a Calabozo, donde contrae matrimonio con la señorita Francisca Rodríguez, “Panchita”, la “novia triste”, “en quien el poeta hubo de simbolizar la luz primaveral y el aciago destino del amor”, según palabras de Torrealba Lossi.


La recién desposada tenía parientes en Apure, por lo que, a las pocas semanas, se trasladan a San Fernando, que vive el auge de la explotación y comercio de la pluma de garza,el “oro blanco” de la época. . Allí Lazo Martí instala su consultorio médico. A pesar de la estrechez monetaria, Lazo Martí ejerce con admirable desinterés. Sólo acepta honorarios a los pudientes, y esto con moderación. En muchos casos regala medicinas y provee el valor del récipe. Sus economías no prosperan. Pero algo vale mucho le va enriqueciendo el espíritu: la unánime gratitud de su pueblo, donde tan humanitaria conducta quedó grabada con caracteres de leyenda franciscana”, según comenta Oscar Sambrano Urdaneta (1953: 18)..


Luego realiza su humanitaria labor en diferentes lugares del Estado, en periplos que lo llevan a Arichuna, San Juan de Payara, Achaguas, Apurito, El Yagual y Guachara. En este último pueblo conoce a Teodoro Sánchez Osto, padre de los hermanos Sánchez Olivo, con quien hizo amistad y pasaba largas temporadas en el hato “Chaparralito”, propiedad de la familia de éste, entre El Yagual y Guachara, según referencia de don Julio César Sánchez Olivo (1909 – 1988), recordando los comentarios que le hacía su madre al respecto..


ALGUNAS COMPOSICIONES POÉTICAS


Lazo Martí escribió infinidad de poemas, todos vinculados al Llano, entre los que destacan la Silva Criolla y sus Crepusculares, que lo hacen descollar a nivel continental en el campo de las letras de todos los tiempos, debido a que su producción lírica se nutrió de diferentes fuentes literarias, desde Virgilio, Garcilaso, Góngora, Bello, Pérez Bonalde, Ganriel Muñoz, Rubén Darío, Baudelaire, entre otros grandes de las letras universales, sin ubicarse en un “ismo” determinado, como bien señala magistralmente Torrealba Lossi. Sin embargo, hay quienes opinan que en Lazo Martí se dio una verdadera integración nativista, debido fundamentalmente al sentido telúrico que se observa en su poesía.


Posiblemente se inspiró Lazo Martí en la naturaleza casi virgen que contactó en su deambular por Apure (él pasó largas temporadas en el hato “Chaparralito”, ubicado entre El Yagual y Guachara, y, también, en los alrededores de Achaguas). Se dice que su célebre Silva Criolla la escribió, entre 1898 y 1901, en la barinesa Ciudad de Nutrias, a poca distancia del gran río llanero, pero sus notas y reminiscencias eran sobre el Apure que conoció como ninguno. En Nutrias fija su residencia (allí existe un pequeño Museo, conocido como 2La Casa de Lazo Martí”) y contrae nupcias con Veturia Velasco, queriendo de esa manera combatir la soledad de su reciente viudez (su primera esposa había fallecido el día 3 de Agosto de 1903,. con quien procreó tres hijos).


Existe la certeza de que Lazo Martí escribió su “Loa a los Patriotas de la Revolución del 92”, con el pseudónimo anagramado de Tirso Lam, en la población apureña de Guachara, Municipio Achaguas, el 19 de Abril de 1892, que publicó en San Fernando, el 26 de Septiembre del mismo año en El Legalista, periódico del cual era uno de los redactores..


Según don Edoardo Crema (1971: 7), calificado como el “descubridor del poeta Lazo Martí para la inmortalidad”, en el decir de un reconocido intelectual guariqueño, “la Oda, desde el punto de vista estético, adolece de todos los defectos propios de la poesía al servicio de la política. Se siente en ella al orador más que al poeta, al político más que al lírico…”


ACTUACIÓN EN EL CAMPO DE LA POLÍTICA


Su inicio en la actividad política se dio en San Fernando de Apure, según información que recoge Sambrano Urdaneta. Este enjundioso autor señala que Lazo Martí era de temperamento reposado, enemigo de la violencia y poco partidario de la política, pero no era indiferente a los acontecimientos de su comunidad ni de su país. Su van vocación democrática lo llevó a la defensa de sus ideales, con valentía y sincera convicción: “Lazo Martí comparte desde un principio los postulados de la revolución [Legalista], y en compañía de su viejo amigo, ex - profesor y cuñado, Dr. Filiberto Rodríguez, rige y redacta en San Fernando de Apure, un periódico llamado “El Legalista” (Ob. Cit.: 19).


El ilustre maestro Armas Chitty, citado por el no menos ilustre José Ramón Medina (1972: 145), dice que detrás del “gesto épico” del poeta había una intención más profunda: “Lazo Martí combate contra el desgobierno de Andueza Palacios, en el campo armado como en la prensa, porque le hería aquel desprecio a la ley envuelto en la amenaza continuista, y ello, sin que le interesase el triunfador en la contienda, el general Joaquín Crespo, cuya cruzada legalista no era para crear esperanzas. Y así mismo lo verán en aquella oleada humana que irónicamente llamaron la Libertadora. Legalismo y Libertadora: dos comentarios de ambiciones y sueños, dos estaciones en el (largo vía crucis de Venezuela”.


Otro autor, ligado al Guárico y ya citado en líneas anteriores, dice: “…en su psiquis bullía también el malabarismo de la política, y junto con el doctor Filiberto Rodríguez saca a la luz pública el periódico El Legalista y con este vocero periodístico empieza a fustigar las aspiraciones continuistas del doctor Raimundo Andueza Palacios”, (Sierra Santamaría, 1975: 164). Según Crema, el primer número de este periódico sanfernandino está fechado el 20 de Agosto de 1892, pero Adolfo Rodríguez (1978: 52) dice existir boletines con fecha del mes de Julio.


El primer editorial de este vocero explica las razones políticas que tenían sus redactores para surgir a protestar “contra el usurpador gobierno del Dr. Andueza Palacios, que obliga al país a aceptar las funestas consecuencias de la guerra… la actual revolución es la llamada a reconstruir el país, sobre la sólida base de las instituciones federales, tan arbitrariamente escarnecidas por infieles magistrados”.


A continuación, insertamos algunos de los versos de la famosa Oda:

“Es el patriota labrador honrado

Que por ser el primero en el combate

Se olvida de la roza y del arado:

Es la valiente juventud que goza

Al acento sonoro de las dianas

Para alcanzar después una corona;

Es el humilde obrero, es el anciano

Con el santo ascendiente de las canas

Que toca con placer de puerta en puerta

Buscando para el hijo algún hermano

Que le enseñe a luchar como el más fuerte…”.

Adolfo Rodríguez (1978: 52) reseña que dos días después de la entrada triunfal del general Crespo a Caracas (07 de Octubre), Lazo Martí es uno de los redactores del programa de actividades para la celebración en Apure, en su carácter de integrante de la Junta Directiva nombrada al efecto por el Comandante en Jefe del Ejército Nacional en Apure, general José Bonifacio Galíndez. Otros integrantes de la Junta fueron Ramón I. Mayol, Fernando Calzadilla, Juan Félix Carstens, Ramón Sifuentes, Juan Bautista Boggio, Aureliano Fernández, hijo, algunos de ellos viejas reliquias del liberalismo amarillo en Apure. En el `programa se contemplan bailes populares, banquetes populares y carreras de cintas.


“La pureza de los actos de Lazo Martí como político y guerrillero y la nobleza con que se enrola en la lucha por una causa justa, quedan demostradas en la actitud que asume una vez asegurado el triunfo del General Joaquín Crespo” (Medina, 1972: 142), pues Lazo Martí recibe ofrecimientos burocráticos en la nueva administración, pero él prefirió quedarse en Apure cuidando sus enfermos.


En 1898 está nuevamente en Calabozo, donde, acompañado del doctor Pablo E. Landaeta, saca otro periódico de índole política, El Voto Directo, en apoyo a Ignacio Andrade, continuador de la política del general Crespo. Se deduce que esta circunstancia lo enfrenta a Cipriano Castro y lo lleva a participar activamente en las filas de la llamada Revolución Libertadora, hasta la desastrosa batalla de La Victoria, en 1902.


Como señala don Edoardo Crema ( Ibidem), su inicio en la política se dio en Apure, firmando manifiestos, cartas y proclamas; acompañado de su estimado paisano y cuñado Filiberto Rodríguez, quien en 1913, para el momento del traslado de sus restos mortales a la Catedral de Calabozo (según Decreto del general David Gimón Pérez, Presidente del Estado Guárico, de fecha 8 de Marzo de 1913) fue designado orador de orden, quien en un hermoso panegírico sobre la vida y obra del poeta hizo derramar muchas lágrimas a sus conterráneos.


Los restos del poeta fueron a reposar en 1983 al Congreso Nacional, al lado de otras glorias nacionales, entre las que se cuenta el Padre de la Patria.


HONROSO TRIBUTO A LA MEMORIA DEL POETA EN APURE


En el lapso 1946 - 1947, en el decir de Sánchez Olivo 1980: 7), el antiguo Colegio Miranda, de San Fernando de Apure y fundado en 1931, toma el nombre de Liceo Francisco Lazo Martí, bajo la dirección del Profesor Walter Michelangeli Soublette, nativo de San Rafael de Atamaica, La primera promoción del flamante liceo lazomartino estuvo integrada por personajes que años más tarde brillaron en el estrellado firmamento de la política y la intelectualidad venezolana: José Vicente Abreu, Humberto Guzmán Whindevoxel, Emilio José Santodomingo, Rafael Elías Pérez,, Pedro Laprea Sifontes, Emilio Porras Maica, Flor Farray, Rafael Enrique Solano, Humberto García Boffil y Ligia Rodríguez.


Hacia 1964 le es construida sede propia, en los predios del antiguo fundo pecuario “Las Marías”, propiedad de la familia Mendible, detrás del antiguo cementerio de Jobalito.


Allí, al año siguiente, don Ricardo Montilla, Gobernador del Estado Apure y nativo de la población guariqueña de El Sobrero, ordena la construcción de una plazoleta en honor del poeta, la cual es dotada con un busto del homenajeado. Además, una placa de mármol grabada con versos tomados de la inmortal composición poética:


“Libra tu juventud!. El rumbo tuerce

De la fastuosa vía

En la que el vicio su atracción ejerce

Y se tiñe de rosa la falsía”.


Don Ricardo, en su discurso de inauguración se `preguntaba:”¿Pasaría por su mente, cuando recorrió estas tierras, o cuando recordaba sus encantos y tristezas en el proceso de creación del inmortal poema [la Silva Criolla], la idea de que algún día su vida y su nombre se tomarían como símbolo de un plantel de formación cultural para millares de jóvenes llaneros?.Dada su carcterística modestia, frecuente adorno de almas grandes y nobles como la suya, debió ser segura en ella la ausencia de tales envanecimientos” (1965:5). Son tiempos de gran esplendor para esta institución, pues representaba en ese momento la casa de estudios de mayor jerarquía académica en la región.


En 1967 egresa de este instituto educativo el autor de estas líneas, con el título de Bachiller en Humanidades; para volver en 1972, a ejercer actividades docentes (ya había obtenido el título de Licenciado en Educación en la Universidad de los Andes, Mérida), hasta el año 1977, en que pasó a otro destino. Allí conocí a mi esposa, Liliam Margarita Parra García, quien me ha acompañado en mis quehaceres desde hace 36 años, procreando tres hijos.


Laborando allí, en el Lazo Martí, primero en el Departamento de Actividades Complementarias y luego, en el Departamento de Actividades Extra-Académicas, al implantarse el sistema de semestre-crédito (1975), a través de innumerables actividades culturales, conocí a Adolfo Rodríguez, ilustre hijo del Guárico, quien desempeñaba el cargo de Subdirector del Liceo Humboldt, de esta ciudad de Calabozo. Allí publicamos en 1976 un boletín, titulado “Inquietudes”, cuyo primer número dedicamos íntegramente a nuestro admirado epónimo. En este órgano informativo, el poeta Sánchez Olivo publica un artículo muy ilustrativo sobre la vinculación de esta zona geográfica con el poeta Lazo Martí:


Como pueden deducir ustedes, estoy hablando de unos treinta y tantos años nada más. Gracias a Dios, la fraternal amistad perdura.


Muchas gracias a ustedes, también, señores, que me han dado la oportunidad de expresar mi humilde y sincero homenaje a uno de los grandes cantores de la llanura.


BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA


ARMAS, Julio de (1988). General Florencio Giménez Madrid. (Un guariqueño olvidado). Caracas, Fondo Editorial Ipasme.

ARVELO TORREALBA, Alberto (1969). Lazo Martí, vigencia en lejanía. Caracas, Instituto Nacional de Cultura y Bellas Artes. Biblioteca Popular Venezolana.

CREMA, Edoardo (1973). La Trayectoria Política de Lazo Martí. Calabozo, Concejo Municipal del Distrito Miranda del estado Guárico.

GONZALEZ GAMARRA, Leopoldo (1970). Arichuna Bicentenaria. Poliantea de esta hermosa región apureña. Bogotá, Editorial Andes.

MEDINA, José Ramón (1971). Los Homenajes del Tiempo. Vida y Obra de Francisco Lazo Martí. Caracas, Monte Avila Editores.

MONTILLA, Ricardo (1965). Francisco Lazo Martí, poeta y ciudadano. Caracas, Imprenta Nacional.

RODRÍGURZ, Adolfo (1978). Historia del Periodismo en Apure. San Fernando de Apure, Biblioteca de Autores y Temas Apureños, 3.

SAMBRANO URDANETA, Oscar (1953). Francisco Lazo Martí. Caracas, Ediciones de la Fundación “Eugenio Mendoza”. Colección Biografías, Nº 13. .

SANCHEZ OLIVO, Julio César (1980). El Liceo “Francisco Lazo Martí”. Su fundación y Primeros años de Funcionamiento). San Fernando de Apure, Publicaciones del Cronista del estado Apure, 7.

SANCHEZ OLIVO, Julio César (1974). “Evocación de Lazo Martí por un Apureño”. Inquietudes. Nº1. San Fernando de Apure, Noviembre 1974.

SANCHEZ OLIVO, Julio César (1981). La Cultura y el Desarrollo General de Apure. Muestreo Histórico de 1830 a 1940. San Fernando de Apure, Publicaciones del Cronista del Estado Apure,18.

SIERRA SANTAMARÍA, Tito (1975). Sitios Históricos del Estado Guárico. San Juan de los Morros.

TORREALBA LOSSI, Mario (1981). “Francisco Lazo Martí”. En: 25 Clásicos Venezolanos, coordinación e Introducción de Guillermo Morón. Caracas, Meneven.