Páginas

Páginas vistas en total

Suscribirse por correo electrónico

domingo, 4 de septiembre de 2016

Arte argentino: Mandatos patriarcales y mucho, muchísimo más



                                                          Obra de Adriana Gaspar.


                                                                  Obra de Mary Fiandesio.


                                                        Obra de Patricia Campagne.

Por Luis Benítez, desde Buenos Aires

En el panorama de las muestras de arte celebradas este año en Buenos Aires, se destaca por su novedad, originalidad y el éxito de público alcanzado la exposición denominada “Mandatos patriarcales y algo más”, que reúne obras de las artistas plásticas argentinas Adriana Gaspar, Patricia Campagne y Mary Fiandesio. La muestra se realiza desde el 18 de agosto del corriente, en el Espacio de Arte del Diario El Viajero, Avda. de Mayo 666, de esta capital.

Estuvimos presentes en su inauguración y requerimos de una de las artistas, Adriana Gaspar, quien es además Licenciada en Arte y crítica de Artes Plásticas, algunas precisiones respecto de lo exhibido.
Respecto de las obras de su colega Patricia Campagne, manifestó Gaspar: “La artista aborda la femineidad a partir del simbolismo que le otorga a los zapatos. En ellos subyacen el deseo y la necesidad de libertad que le confirió la historia desde los tiempos de la antigüedad. Son objetos que ella misma construye dotándolos de una fuerte carga romántica, aunque en esta -la carga romántica-se esconden los mandatos y temores que la atraviesan. Los que oscilan entre el deber ser, la estigmatización y los miedos que devienen de una sociedad consumista, exigente, que solo pretende visibilizar el estatuto de belleza impuesto por las modas, como modelo único. El que valida un registro de juventud eterna. La artista advierte en su obra la existencia de antiguos y nuevos preceptos, los corporiza en sus producciones con delicada sutiliza y buen oficio, poniendo de manifiesto un atractivo entrecruzamiento entre imagen y concepto, seducción y reflexión. El cual queda suspendido en la mirada de cada espectador”.

En cuanto a la presentación de Mary Fiandesio, la crítica puntualizó: “La fragmentación del cuerpo y los objetos quedan atrapados en un entrelazado sutil, subjetivo, en la obra de Mary Fiandesio. Objetos que se materializan en el volumen, la forma y su relación con el espacio. Ellos nos convocan a pensar en una sociedad que da paso a la diversidad, al respeto. En ella se expanden grandes interrogantes, los que seguramente preocupan a la artista. La libertad, el respeto y la inclusión se corporizan en sus figuras. Sus inquietudes, sus desvelos, se reflejan en cada uno de ellos, todo esto acentúa ese vínculo afectivo que la artista mantiene con sus pares, el que permanece vivo en las pupilas de quienes se detienen a mirar su obra”.

Finalmente, acerca de sus propios trabajos, el tercer elemento de la exposición, refirió Adriana Gaspar: “Representan en mi obra aquello que se instala en nuestro cuerpo, en el alma, obstruyendo nuestra identidad. Recorren nuestra piel, dejando heridas, omisiones, desvelando nuestras noches de vigilia, intentando invisibilizar, entumecer nuestro territorio marcado por preceptos sociales y religiosos. Se inscriben en el imaginario popular, dejando sus registros en la memoria colectiva de una sociedad regida por las normas y el poder.

Cuerpos quemados, fragmentados, que reescriben historias inconclusas. Les presento a ustedes una imagen desafiante, quizá para algunos estremecedora. Mi discurso estético propone el arte a modo de reflexión. Acciones performáticas, objetos e instalaciones conforman mi universo artístico. Universo, que hoy nos convoca”.



No hay comentarios:

Publicar un comentario