Páginas

Páginas vistas en total

Suscribirse por correo electrónico

martes, 11 de octubre de 2011

Poemas de Olimpa Bracho


Poemas de Olimpa Bracho

HOLOGRAMA

Existes

En ese territorio etéreo

Vedado a mis deseos

Distante

Perdido

Inmune…

Se aferran mis manos a tu cuerpo

Mariposas sedientas

Sobre campos de lirios

Días áridos

Sin la humedad de tu carne

Socavando mi epidermis

Con tan solo caricias ajenas

Para alimentar el placer sustituto

Existes

En ese territorio etéreo

Sin forma definida

Plenilunios para mi fantasía

Tú tan cerca en el silencio

Pastoreando sobre mis arrabales

La urgencia de tus dedos

El vaho de la tierra

Perfuma mis laberintos de musgos

Alas de libélula encantada

Visten de fuego tu silueta

Y tu animal glorioso

¿Existes?...

Subyugaré la rosa

Con un beso instantáneo

Y al rozar sus espinas

Heriré la memoria

Infundiendo vida a tu holograma.


TRAS EL SILENCIO

Hoy

Cuelgo en un deseo clausurado

En tu altura sin sosiego

Ya no tendré la luna con tu partida

El silencio se viste de luto tras tus pasos

Y te pierdes en esa encrucijada

En fuga hacia otro mundo

Quizás nos encontremos tras otro amanecer

¿A dónde fue el suspiro

Que se robó el tiempo?

He de buscarte

Por los intrincados desfiladeros de la memoria

Poseída por el aforismo de tu beso

De pronto un leve roce

Tu piel despidiendo el aliento de la tierra

Y te descubro

Mordiendo la resolana de mis senos desnudos

Hombre mío

Cuerpo níveo, sexo pétreo

Tentación de animal terrenal

Eternamente fermentada en mis huesos…

Hoy

Solo persigo tu sombra tibia

Mientras te escudas tras el silencio

Soledad

Veo luces cansadas de brillar

Tu recuerdo se hace bruma, ausencia, lejanía

y regreso cada noche

para seguir viviendo

sobre tus huellas rotas...


AMANTES EN EL TIEMPO

En otra vida

Seremos dos extraños, rastreándonos

Nos encontraremos

Sin reconocernos

En los vestigios remotos

De otras primaveras cálidas

Dentro de nuestros cuerpos

Aullarán furores ignotos

Como lobos intrusos

A una luna sobreviviente

En otra vida

Seremos dos extraños, explorándonos

Mientras el silencio grita nuestra historia

Sin que la oigamos

Deshaciéndonos

Persiguiéndonos

En ese tiempo retornable

Éxodo de besos

Envueltos en la niebla

Y es que el amor no muere

Se transforma y renace

Sobre huellas perennes

Ansias

Milenios

Memorias

Tú y yo

Que hoy somos combustión húmeda

Ya no seremos iguales

Y sin embargo

Al hollar las murallas

De la vida después de la muerte

Entonces

Seremos los mismos

Animales nocturnos

Jugando a reencontrarnos

Quizás

En otra vida…

No hay comentarios:

Publicar un comentario