Páginas

Páginas vistas en total

Suscribirse por correo electrónico

viernes, 11 de diciembre de 2009

Nuevo poemas de Olimpa Bracho (Carora, Venezuela)





MIGAJAS DE SILENCIO


Ahora soy mendiga
con las alforjas llenas de silencio
tú retienes la luz entre tus dedos
y camino esa calle de amaneceres traslúcidos
despertando el sol
con lágrimas desteñidas
mientras se alejan mis pasos desterrados

He recogido las sobras de tus manos
una nube teje su pálido arrebol
para besar el rocío
la luz acaricia las ventanas
y quedan tus huellas, precediendo la aurora
¿Quién cerró las puertas
de tu imperio de semen?
tus manos grafitti de neblina
como lirio impúdico tu beso
ya no queda ni un despojo, ni una gota salobre
solo el recuerdo insepulto
y una calle soleada
y tú, llenando mis alforjas de silencio
como un beso que duele...

UVAS CANSADAS

Te sembraste en mi pradera como un uvero
y tu raíz indultada
se alimentó de mis ansias
desafiando la fría aridez de la ausencia
mientras crecías ebrio de sol y espacio abierto
Te sembraste en mí
con la fuerza huracanada del secreto
emergiendo de un cálido arrecife de suspiros
trasponiendo el tiempo
en un húmedo silencio de palabras
Tus ramas albergaron mis sueños de alondra migratoria
y creciste alimentandote de mi savia subterránea
tu sombra amparó mis anhelos
de mil espinas flageladas
y al final probé el vino alucinante de tus besos
hecho de uvas cansadas.

ÉXTASIS

Desmiembro la noche
para quedarme contigo
en la complicidad del silencio
tú coleccionas estrellas en mi vientre
y la pasión se hace dueña de esas horas
prófugas del abandono
mientras la brisa se pierde
acariciando la sombra

Hice pedazos la luna
y te la di a beber
en el cuenco de mi mano
un pájaro vuela y su graznido
alborota la penumbra
sus alas rozan tu imagen
y me quedo plasmada en la soledad nocturna
que tiene el vuelo de una promesa trunca
Tú te vas, besando la madrugada
y yo me quedo, con mil estrellas rotas
enamorando el silencio...

2 comentarios:

  1. Lic Víctor M. Barranco C.14 de diciembre de 2009, 16:17

    Excelente....

    ResponderEliminar
  2. Adelante... aún recuerdo la vez que entrevisté para la revista comuna, de verdad impacta la poseía

    ResponderEliminar