Páginas

Páginas vistas en total

Suscribirse por correo electrónico

jueves, 27 de enero de 2011

Nuestro sueño




( a A.M.V., in memoriam)

por José Alberto Medina Molero

“Lo noble en sí es de naturaleza
tranquila y parece estar dormido, hasta
que algún obstáculo lo despierta”
GOETHE a Eckerman



Hace prácticamente 47 años, en una luminosa mañana veraniega, el Rev. Martin Luther King pronunció su celebérrimo discurso “Yo tengo un sueño”. En la distancia, y con una agobiante realidad que nos constriñe y desconsuela, los venezolanos de buena voluntad tenemos el derecho y el deber de soñar.

Soñamos con un país moderno, en concordia y de progreso trepidante. Soñamos con un país donde los más necesitados sean incorporados, sin teatro ni utilerías, al desarrollo compartido y que se eleve en forma sustancial su condición de vida. Soñamos con un aparato educativo nacional, eficaz, justiciero, parejo, formador y ético. Soñamos con sistemas electorales limpios, en los que se respete con dignidad a las minorías. Soñamos con cárceles humanizadas y humanizantes. Soñamos con un país de poderes públicos independientes, fuertes y justos, respetuosos del libre juego democrático. Soñamos con un país de hombres y mujeres libres. Soñamos con una patria donde deje de imperar el individualismo y prospere, como flores en primavera, el esfuerzo sano y colectivo. Soñamos con una nación de metas comunes, en donde se busque el engrandecimiento de la condición humana de todos. Soñamos con un país donde se cultive a granel y el fruto bendito de esa tierra alimente a todos los hogares. Soñamos un país sin violencia y sin culto a la muerte, un país de respeto a la disidencia y a la diversidad. Soñamos con un país que cultive los valores más grandes del espíritu. Soñamos con una Venezuela posible y realizable con el esfuerzo honesto y desinteresado de todos sus hijos. Soñamos, en suma, con una tierra distinta a ésta que habitamos, pero que es perfectamente edificable con nuestras propias manos.

Este sueño nuestro hay que buscarlo como al aire en el más desolador encierro. Nuestro reto es construir, desde cada trinchera particular, ese sueño compartido para que digamos como el Dr. King: “Yo tengo un sueño que un día en las coloradas colinas de Georgia los hijos de los ex esclavos y los hijos de los ex propietarios de esclavos serán capaces de sentarse juntos en la mesa de la hermandad”

La realización de este sueño requiere de ciudadanos y de líderes luminosos.

lunes, 24 de enero de 2011

22 poemas del poeta Gösta Ågren (en español)




Aquí, en el ojo ciego del huracán(Här i orkanens blinda öga)
(2006)



(Traducción del sueco de Renato Sandoval Bacigalupo)

Ludwig Wittgenstein

El pensamiento se vuelca siempre
hacia adentro y se destruye.
Él lo sabía, pero
usó su desesperación
como método. El caos debe ser ordenado,
aun a costa de
fracasar. ¡Todo,
incluso un fracaso,

puede ser algo más!
El filósofo pagó
el mismo precio que Rimbaud,
que escribió su último poema
primero, luego los otros,
línea tras línea.

Martin Heidegger

Solo, como un jefe pagano
y oficiante, examinaba
cada palabra como se examina
un detalle en la penumbra bajo
la totalidad, pero las palabras seguían
siendo palabras. Ni en los discursos
del dictador escuchó el aullido del chacal.
La raza era un mensaje biológico
de algo desconocido que
lo cotidiano aún no había profanado;
la violencia de la historia una elevada
misión; el pueblo una torpe
danza bajo los solitarios amos
de las palabras. No dudaba
y por eso se hizo
profundo como un niño. Todo
era enorme como una saga
de camino a la conferencia, donde
solo quedaba el ser,
un corazón sin
límites ni rostro.

AÚN MANSA Y SIN NACER

Können wir uns keinen Gegenstand ausserhalb der Möglichkeit seiner Verbindung mit anderen denken. (No podemos pensar ningún objeto fuera de la posibilidad de su conexión con otros.)
Ludwig Wittgenstein




Siwinna


Siwinna es una sombra. Del sí
al no llega su pálida penumbra,
mientras la luz reposa
en su torre de marfil
entre el sol y la tierra.

Ella es una superficie, más fuerte
que pensar en las olas. Ni gritos
ni recuerdos
la quiebran. Se desliza,
no como un viaje sino
como existencia. El pasado otoño
lo desnudó todo,
mientras que ella, aún
mansa y sin nacer,
¡ya
existe!



Die Antwort auf die Seinfrage kann nicht in einem isolierten und blinden Satz liegen. (La respuesta a la pregunta por el ser no puede consistir en una proposición aislada y ciega.)
Martin Heidegger




Daaird

Con el cerebro atormentado por
unos pocos, simples pensamientos,
va él, un pesado
animal de palabras, sin comprender
que se está usando
demasiado. No llega
al inicio: “Así como
una guerra civil aún se sacude
luego de tres generaciones, así
como una gota de luz cae
por el oscuro pozo
arriba o abajo hacia el ya
de la superficie…” ¡No! Es posible
hablar; ¡no tienes
que empezar! El tiempo es solo
un pensamiento que avanza
por su mapa inmóvil,
mientras que el progreso es
nuestro intento de someter
al ser, aquí,
en el ojo
ciego
de la tormenta.

Jedes Ding ist eine Raume. Diesen Raum kann ich mir leer denken, nicht aber das Ding ohne den Raum. (Cada cosa ocupa un espacio. Puedo pensar ese espacio como vacío, pero no puedo pensar la cosa sin el espacio.)
Ludwig Wittgenstein




Primera revelación de Siwinna

La sombra de la mirada fija
avanza entre las cuatro
paredes como un reflector
gris y cuidadoso.
Al final ella lo tiene claro:

Un espacio contiene siempre
un espacio; no puede
estar vacío. Es
una excepción
en el vacío.

La personalidad de la difunta
no precisa de recuerdos
ni de espacios. Sigue siendo
clara, un relieve. Tú
eres el marco.

Die Vergangenheit folgt dem Dasein nicht nach, sondern geht ihn je schon vorweg. (El pasado no sigue al ser ahí, sino que en cada caso ya le precede.)
Martin Heidegger




Daaird al anochecer

La piel del tiempo está cosida
con largos, lents parches de generaciones.
Yo, el ser individual, contemplo
los sangrientos tatuajes
del pasado para poder
evitarlos en la saga
del futuro, pero lo que
no se dice carga cada palabra

y cuando la roja noche
de la existencia se oscurezca,
yo, que tantas veces me he creado
al sobrevivir, no habré dejado
ni pedido nada. Moriré,
César; nadie me vencerá.

Eine gedachte Welt muss Etwas -eine Form- mit der wirklichen gemein haben. (Un mundo pensado debe tener algo en común -una forma- con el mundo real.)
Ludwig Wittgenstein




Algo

Por el caliente
esperma van
torrentes de animales
hacia el mandala,
pero la luminosa
helada espera ya
a la próxima especie. Cuando

todo ha terminado, solo
quedan los inmortales,
abrigos grises
y vacíos. El
que no puede morir
no vive, pero como
si estuvieran vivos

esos enormes insectos
vagan desesperadamente
buscando una teoría
en la que puedan
desaparecer bajo
otra
forma.



Die Frage nach dem Sinn des Seins ist die universalste und leerste. (La pregunta por el sentido del ser es la más universal y vacía.)
Martin Heidegger




La frontera

No, el significado
no arroja sombra.
Tú no la ves; estás
en ella. Con tu vuelo
creas el jardín alto
y brumoso del futuro, mientras
detrás de ti se extinguen
blancos puñales en el brillo
de la luna o la memoria, y tontos
grises se cierran como flores
antes de su noche. Pero todo,
hasta el paisaje
que tú apuras,
es solo forma. Más,
más al fondo debes ir,
ahí donde los pulsares colisionan,
donde el corazón
lucha contra la nada
en tu pecho.


Was denkbar ist, ist auch möglich. (Lo que es pensable es también posible.)
Ludwig Wittgenstein




Eso

Pienso la palabra nada. La nada
no es posible y no puede
ser pensada, pero tenemos palabras,
¡nuestro único poder! Con dioses
nos han protegido de la muerte;
con historias, de la vida.
Después llegó el hechizo
matemático de la ciencia,
pero pronto descubrimos
que la lógica no es libertad,
que ninguna ecuación llega
a esos espacios psíquicos
donde vivimos. Solo tenemos palabras
otra vez.

Dasein ist ferner Seiendes, das je ich selbst bin. (El ser ahí es ente lejano, que en cada caso soy yo mismo.)
Martin Heidegger




Mañana

Como restos los cuadros
se hunden
en la acabada noche.
Un minuto es siempre
una ley vacía, pero cuando
se abren las lejanas estaciones,
el ayer continúa bajo la forma
de hoy. Pero ni en el ruido
del amasijo de palabras
el silencio es completo.
Se oye los pensamientos,
dogmas irrevocables, aunque
también resúmenes:
humanidad,
ese mar bajo
la historia.

Nur so könnten wir wissen, dass ein Gedanke wahr ist, wenn aus dem Gedanken selbst seine Wahrheit zu erkennen wäre.(Sólo podríamos saber que un pensamiento es verdadero si en el pensamiento mismo se pudiese reconocer su verdad.)
Ludwig Wittgenstein




Entonces

Antes de que nuestros sonidos
se simplificaran en palabras,
solo existía
la verdad, y entonces
era imposible
discernir. El pensamiento
no tenía rastro
que seguir en el torrente
de sombras y movimientos,
esa constante
despedida.


Auch im Vernehmen, Bewahren und Behalten bleibt das erkennende Dasein draussen. (Incluso percibiendo, conservando y reteniendo, el ser ahí cognoscente sigue ahí afuera.)
Martin Heidegger




Dos

Hay una revelación
inaudible, una certeza sin
pensamiento, sin distancia. En 1939
empezaba la guerra y muchos
no sabían que
lo sabían. Solo el vidente,
en temporal éxtasis, puede
usar el cuerpo como alma, pero
la gramática es más fuerte
que las palabras, que pronto
pierden su libertad.
Sí, observas el presente,
no con tus ojos sino
con tus recuerdos. Tú eres,
pero también eres el que dice
esto. Entonces

hemos sobrevivido. Cuando veas
que estás llorando,
te habrás salvado. Si no fueran
dos, el llanto
te abrumaría con
su soledad.




Ein Satz kann nur sagen, wie ein Ding ist, nicht was es ist. (Una proposición solo puede decir cómo es una cosa, no qué es.)
Ludwig Wittgenstein




Prójimo

Una generación ha nacido
como un alba, pero muere
sin llegar a ser día. El futuro
es demasiado grande; no encuentra
lugar en el presente. Los niños
hace mucho que están histéricos,
como gigantes inadaptados, crueles
como si tuvieran que ejercer poder
u olvido, y cuando por fin
son bufones, protegen al señor
con la mofa y el rencor
de sus mecánicas
protestas, pues toda coraza
libra de responsabilidad.

Pero su paisaje
estaba vacío como una superficie
antes de que alguno de ellos tratara
de entenderlo con ciertos
trazos entre
la tierra y las nubes. Y en abierto
desafío contra los vacuos edictos
del presente, otro clamó por libertad
creyendo en algo elevado y definitivo.
El hambre de un tercero fue tan grande
que lo hizo un alma inmortal, pura
y pasajera como la fiebre,
y así se dijo
lo que eras.
Mit dem Rundfunk vollzieht das Dasein eine Ent-fernung der “Welt” auf dem Wege einer Erweiterung und Zerstörung der alltäglichen Umwelt. (Con la radio, el ser ahí lleva a a cabo un des-alejamiento del “mundo” mediante la ampliación y destrucción del mundo cotidiano circundante.)
Martin Heidegger




Imágenes al paso

“Las alas de las aves parecen
raídas.” “Pero el cuervo
revuela caligráficamente
bajo el suelo de nubes
y registra con piedras
videntes.” “Ahí hay piel
sin desnudez junto al mar
sin hondura.” “Pero aquí
el primigenio ser de la rana
nada en la evolución.”
“La fuerza semeja
una apariencia, no una
cualidad, y la belleza
un rito sin secreto.”
“Pero ambas son destino
y poder. El diario acontecer
es un telón
que protege
del peligro.”

Der Name ist durch keine Definition weiter zu zergliedern; er ist ein Urzeichen.(El nombre no puede ser subsecuentemente analizado por una definición. Es un signo primigenio.)
Ludwig Wittgenstein




El análisis

El que no sabe
lo que busca, nunca podrá
encontrarlo. El que sabe
lo que busca, encontrará
solo eso.

Así, la búsqueda debe ser
más amplia, una región para el grito
y el eco, donde cada nombre
sea la primera palabra
de una saga.

Die Öffenlichkeit verdunkelt alles und gibt das so Verdeckte als das Bekannte und jedem Zugängliche aus. (Lo público lo oscurece todo y da lo así encubierto por lo sabido y accesible a todos.)
Martin Heidegger




El secreto

En un campo sin años
se alzaron las espadas, fríos
rayos de acero contra
el enemigo, pero el movimiento

era lento y simbólico bajo
el suave mármol de la luna,
donde estatuas casi animadas
por su sueño

acariciaban al ser. Aquí,
en la tierra que limita
con la infancia y el cosmos,
tú estabas solo y eras universal

antes de que el pensamiento “yo”
hiciera de ti uno
de tantos.


Erleuterungen sind Sätze, welche die Urzeichen enthalten. Sie können also nur verstanden werden, wenn die Bedeutung dieser Zeichen bereits bekannt sind. (Las elucidaciones son las proposiciones que contienen los signos primigenios. Estas, pues, solo pueden ser comprendidas si los significados de tales signos son ya conocidos.)
Ludwig Wittgenstein




Segunda revelación de Siwinna

Bajo el cielo nocturno
de serena seda,
Siwinna avanza
por campos pensados, cubierta
por el creciente sueño del verdor,
rumbo a lo que ya fue.

Descifrar un texto antiguo
es disminuirlo.
Su significado es un nítido
vacío donde antes se erguía
el bosque profundo del
secreto perdido. Los tonos
nada significan, pero hablan
y las palabras no contienen
meros significados. Cada
frase es una melodía que ni
la violencia de la exégesis
ni la pobreza del significado
pueden extraer de este
alto espacio.



Jeder ist der Andere und Keiner er selbst. Das Man ist das Niemand. (Todos son el otro y ninguno es él mismo. El uno es el nadie.)
Martin Heidegger




Daaird al amanecer

Un espacio que siempre
está deshabitado al final
ya no protege, así como
cuando un mantra monótono
se llena de lodo.
Cada espacio, incluso el yo,
debe descansar. Por eso
es que necesitamos
el yo general,
el fabricado vacío de la plaza,
una hora sin minutos
y recuerdos, donde la constante
voz del ser es
inaudible en el estrépito,
y el yo
invisible en la muchedumbre.





Die Möglichkeit jedes Einzelnen gibt uns einen Aufschluss über das Wesen der Welt.(La posibilidad de cada ente singular nos ofrece una abertura que conduce a la esencia del mundo.)
Ludwig Wittgenstein




Tarde

En agosto el oscuro
maíz relumbra.
Por entre las cenizas del glaucoma
contemplas tus recuerdos.
La vida es un ritual
que describe

el enigma pasajero
que muere contigo,
y la niebla de la Galaxia
oscila sobre el monótono
y vasto mar de los días.

Frente a todo esto solo
puedes callar
y hundirte
bajo las palabras y
teorías,
en una respuesta.







Um schweigen zu können, muss das Dasein etwas zu sagen haben. (Para poder callar, el ser ahí tiene algo que decir.)
Martin Heidegger




¿Silencio?

Existe un silencio que
grita más alto que la mudez
de la muñeca abandonada y
que el vacío inmensurable
de la historia. Es misericordia
bajo la forma de destino. No cura;
dice adiós. ¿Ves
cómo el árbol seco

y hecho escultura
de sí mismo se alza
frente al murmullo
de los otros? No está
callado. Está
listo.



Die Sprache verkleidet den Gedanken.(El lenguaje disfraza los pensamientos.)
Ludwig Wittgenstein




O

El trabajo del escritor es
leer libros no escritos.
Inclinado como una señal
sobre la mesa, volcado
hacia adentro, consume la luz
y la sombra de su ser. Los días
discurren como imágenes
por una cámara sin
película, mientras abre
papel tras papel.
No escribe pensamientos;
va a tientas con las palabras.

Durante días sin horas
y por valles sin mapas
va buscando esos poemas
que los pensamientos
ocultan.


Das Dasein sucht das Ferne. (El ser ahí busca lo lejano.)
Martin Heidegger




Las grullas

Solo podemos ver claramente
lo que se ha calmado, una montaña,
un recuerdo. Las grullas
se hunden en la niebla estival,
enormes como símbolos. Cada
otoño las aves jóvenes
intentan la fuga, aun de sus
alas permanentes,
pero las viejas, cargadas
de nubes y de otoño,
vuelven hacia el norte
en un desvío por el sur. Solo
el alto grito, que casi no toca
la garganta, llega
a algo más.

miércoles, 12 de enero de 2011

Taller de Creación Literaria de Astrid Lander





Horario: martes de 12:30 a 2:00 pm
Inicio de clases: martes 01 de febrero 2011 al martes 31 de mayo 2011
***
Taller de Actualización Literaria
"Correspondencia Lectura y Escritura"


Prof. Astrid Lander
Horario: miércoles de 12:30 - 2:00 pm
Inicio de clases: miércoles 02 de febrero al 25 de mayo 2011
***
Las Inscripciones se realizan directamente
en la Secretaría del Centro de Estudios Junguianos de Caracas. En Las Mercedes. Calle Cali y Orinoco. Edf. Las Teresas. P.B.
Estacionamiento en Paseo Las Mercedes.
Favor llamar de lunes a jueves, por los teléfonos de 10:00 am a 4:00 pm:
368 4654 y 991 9773 (comunicarse con Adelaida Padilla)
Inversión de cursos:
Bs. 240,00 mensuales
http://www.centroestudiosjunguianosenvenezuela.com/

domingo, 9 de enero de 2011

“Paleografías”, la nueva novela de Victoria de Stefano






Autora de una vasta obra, Victoria de Stefano ha impuesto su huella sobre la literatura venezolana. Fundamentalmente novelista, con títulos como El desolvido, La noche llama a la noche, El lugar del escritor, Cabo de vida, Historias de la marcha a pie, Lluvia y Pedir demasiado. Ensayista cuando se lo propone, escritora de textos para libros de fotografía cuando sus amigos se los solicitan (Paolo Gasparini, Luis Salmerón o Gerd Leufer)

Ahora publica Paleografías, con un subtítulo que la editorial esconde hacia páginas interiores obviándolo de la portada “Trazos oscuros sobre líneas borrosas”. Hubiésemos preferido que este fuera el título, montándose sobre las paleografías, pero tampoco podemos evitar leer las notas que se ponen en la contraportada.

Paleografías es (o no es) ¿a quién le importa? una novela sobre la depresión. Allí está un pedazo de vida de un hombre que comienza (¿algo comienza allí?) preguntándose sobre sí mismo y termina en una imprecisión, como termina. Si el personaje tiene o no de la novelista sería una pregunta idiota, puesto que todos los personajes de los novelistas a menos un rasgo tienen del dueño o dueña de la pluma. Es oscura la vida del hombre, no los trazos, porque si alguna novela que hayamos leído está magistralmente escrita es esta. El dominio del lenguaje por parte de Victoria de Stefano no puede ser mejor. Su maestría con la palabra adquiere con Paleografías una prueba irrefutable, aunque no necesitaba ninguna. La técnica es impecable, no hay muestras por ninguna parte de las soldaduras, todas disueltas con un dominio de una veterana de este género llamado novela. Oficio, acostumbra llamarse.

Paleografías se suma a una larga, vasta y fecunda obra. Hace mucho tiempo que merece el Premio Nacional de Literatura, pero en estos tiempos que corren los méritos se pierden o se olvidan en la lluvia. Saludos, maestra del lenguaje.

viernes, 7 de enero de 2011

La salud del estornudo




Teódulo López Meléndez

Las respuestas parecen salidas de la demagogia, de los convencionalismos y de la mediocridad. Los hechos son respondidos con frases de ocasión, con repeticiones de un pasado inexistente, con criterios menguados por la devaluación de las ganas de pensar.

La capacidad de análisis parece depositada en un viejo baúl y olorosa a naftalina. Se responde desde parámetros obsoletos o con la intención de congraciarse o desde el lado oscuro que la vieja política atesoraba y atesora como valor supremo: quién puede marchar hacia el poder, quién tiene posibilidades de gobernar mañana, de quién obtengo un agradecimiento inmerecido.

He dicho infinidad de veces que la primera obligación es llamar a las cosas por su nombre. Por ejemplo, en el caso de las universidades no se admite que la suspensión de la promulgación no es más que un simple reflejo táctico elemental: si la situación está recalentada procedo a un enfriamiento, si el recalentamiento luce innecesario y conflictivo procedo a dar un paso atrás. No más.

A las universidades les recordé desde hace mucho tiempo que la mejor manera de evitar le hagan a uno la revolución es haciéndola uno mismo y que deberían llamar a reforma, pero las universidades todo lo centraron en el dinero, las explicaciones de sus falencias se encontraban en la falta de presupuesto y así corrieron a protagonizar hechos de segunda, como que no las atendieron o que el ministro se escondió o que a la espera de la marcha estaba la GN. De las universidades esperábamos hechos de primera, lo que resumí diciendo que mientras las casas de estudio pedían dinero el país pedía luces.

En este ejemplo concreto es evidente la intención oficial de ponerle la mano a las universidades. Cuando Chávez dice que entrega al nuevo presidente de la Asamblea Nacional guiar el debate sobre qué clase de universidad el país quiere, se debe entender que entraremos en un proceso de agitación interna, en algunas concesiones y en el mantenimiento de las líneas básicas y fundamentales del proyecto aplazado por razones tácticas. Una universidad no puede discutir si debe estar al servicio del socialismo y si vivirá bajo un control estatal que rompe su esencia misma de libertad. Vista la falta de respuesta universitaria sobre el fondo y las repetidas declaraciones sobre su intención de llevar propuestas a la celebérrima discusión anunciada, me pregunto qué dirá la universidad venezolana, ¿será acaso que quiere seguir siendo como es y que lo único que le falta es presupuesto? (UCV, puesto 1776 en el ranking mundial de universidades y no figura entre las 50 primeras de América Latina).

Lo de la universidad es un simple ejemplo, uno vital claro está, porque debe ser ella la que por antonomasia produzca los líderes, pero el cuadro es el mismo en todas las áreas donde el régimen ataca con su propósito claro de consolidar, de terminar de soldar el envoltorio total que ya ejerce sobre el cuerpo social.

Lo que quiero destacar es la falta de una concepción de lucha, la incomprensión de que liberarse del envoltorio gratificante en la paz de los sepulcros que el régimen teje, pasa por un salto cualitativo, uno de la imaginación creadora, de liberación de las fuerzas yacentes en la sociedad y en las que aún quiero creer. Los diagnósticos sobre lo que representa todo el paquete de leyes que nos pusieron al cuello con cerrojo está muy bien, pero se señalan los males sin un desarrollo neuronal que siempre he llamado salto hacia adelante, imposición de un pensamiento, comprensión de abandono del conservadurismo que lleva a concluir que hay que mantenerse en el status quo y que no puede llamarse de otras manera que reaccionaria.

Aquí estamos en revolución y en consecuencia la revolución la hago yo, podría ser la frase determinante, pero para ello es menester entender que no se puede restituir el ancien régimen ni declararse víctima a diario, sino dirigirse al planteamiento de una nueva concepción de las nuevas instituciones y montarse sobre una construcción que implica nuevas organizaciones sociales, ideificación de nuevos procedimientos, establecimiento de una voz que cohesione a los sectores sociales ya convencidos de estar una etapa superior a la del pasado. Sin embargo, estornudan como toda respuesta y estornudando creen mostrar una salud a toda prueba apenas afectada por un resfriado.

Es lo que he denominado insurgencia, que también puede conceptuarse como dejar de estornudar y demostrar la salud con un tsunami de ideas y praxis, con la avalancha de un país que rompe este envoltorio satisfaciente que el régimen le impone y reponer la seguridad en un marco propio, en uno de una sociedad en proceso de liberación que rompe la cáscara y sale a imponer su voluntad. Pero para tener una voluntad se requiere de un estiramiento de las alas, de un intentar volar, del alzamiento del pico hacia el desafío del azul del cielo.

Se requiere de concentración de voluntades. En la praxis política la he denominado unidad superior. En la praxis de un alma nacional alzando vuelo podemos llamarla ciudadanía, podemos llamarla conformación de una persona colectiva, podemos llamarla la creación de un espíritu nacional. El país debe dejar de estornudar. El país debe rugir. El país debe dejar de invernar. El país debe comprobar que tiene los pies firmemente puestos sobre la tierra y hacer que sus pasos la hagan temblar y marcar el territorio de nuestras fronteras como un espacio libre donde sus habitantes edifican el destino.

teodulolopezm@yahoo.com

martes, 4 de enero de 2011

2011: año de la insurgencia





Teódulo López Meléndez

El cuerpo político de esta república está ya dentro de la estructura de la maquinaria del poder. No cumple ya otra función que la de un engranaje virtual en lo que Foucault llamó el poder biopolítico. Uno ve el comportamiento de los cuadros dirigentes reuniéndose con los propietarios del control y mira en detalles los arreglos que le interesan (adónde llegará cada manifestación, donde se sentarán y cómo abrirán la boca) y concluye que son la expresión acabada de una sociedad plenamente incorporada a una relación afectiva. Si mira las reacciones de esa sociedad, interesada en el sitio de donde sale la alegre caminata o si el poder concesivo le aumentó los dólares anuales del sistema de control, concluye que está subsumida dentro de un poder ya introyectado en los núcleos de la estructura social.

Ya la sociedad venezolana reacciona como un solo cuerpo. Podrá la mitad estar reunida en una parte y la otra en sitio distinto, pero si se mira bien se concluye que el disfraz de la polarización no es más que eso, puesto que en el fondo son una única conciencia dado que las relaciones sociales están ya definidas en la manera del enfrentamiento real o ficticio. Ambas partes son una totalidad social sobre la cual el poder ejerce un dominio comprenhensivo. El poder ya se hizo enteramente biopolítico, la vida está completamente infiltrada y ya es capaz de administrarla. Mirando el comportamiento de esta sociedad unificada uno concluye que el poder es ya capaz de reproducir y administrar la vida misma.

Esta “organización” es corrupta porque a pesar de todos sus significativos avances las nueva forma política aún debe hacer concesiones de apariencia, sus mecanismos finales aún no están definitivamente establecidos y, en consecuencia, se entremezclan los hechos reales corruptos con otra forma de corrupción aún más perversa: una que toca a la entidad y a la esencia, una donde la efectividad y el valor no encuentran satisfacción. Así, en la administración que el control hace de los otrora poderes independientes, recurre a ejercicios de policía que nada tienen que ver con administración de justicia o con criterios jurídicos, más bien con una expansión de enfermedad que está presente en todas las condiciones de la gente, en todo lo que hacen o emprenden. Así, mientras el poder se come todas las formas del comportamiento, da muestras de atender unas exigencias mínimas convirtiendo todo lo que los ingenuos creen hacer en defensa teórica de valores superiores indeterminados, en un evento que la sociedad absorbida sigue con empatía o a través de la TV o participando en ella, alegremente, creyendo poner su disidencia en manifiesto, cuando no hace otra cosa que ejecutar los rituales del control.

Los venezolanos se comportan confiando en la historia del día, en el acontecimiento donde bien pudieron haberse inventado un héroe, entregados en la historia objetiva que los medios reseñarán (fue pacífica, o fue reprimida, o hubo enfrentamientos) dejando en el olvido, en el más profundo entierro de la inconsciencia, el poder de la multitud para hacer historia.

Es por ello que he dicho que este 2011 debe ser el año de la insurgencia, para encontrar en los inteligentes compatriotas respuestas como que debe ser el año de la resistencia. La metástasis está tan avanzada que ya no basta con resistir. No resistieron, envueltos como andaban y andan, en el comportamiento de una clase “dirigente” que cumple los rituales del poder. Debe ser de la insurgencia (lo que no significa de modo alguno conspiraciones o complots) bajo el convencimiento de que ya no hay procesos aislados, unos que se llamen políticos o económicos o culturales. Los procesos ahora son políticos-económicos-culturales-sociales, son una complejidad multifacética. Deben entrar, en consecuencia, en juego, los factores de la subjetividad, actuando sobre el presente histórico. Esto es, hace falta una multiplicad de actos racionales rechazando el orden hegemónico y forjando itinerarios alternativos constitutivos. He llamado, por ejemplo, a la inteligencia nacional a salir del letargo, pues una inteligencia existe en numerosos individuos capaces, pero esos individuos capaces duermen el sueño de los justos. He llamado a la sociedad venezolana a parir nuevos líderes, pero parece temerosa de los dolores de parto y en la profundidad de su psicología no desea otra cosa que una cesárea.

Ya no hablamos de una enfermedad del poder, ya debemos hablar de una sociedad enferma debatiéndose entre las evasivas y el humor de mala muerte. Si no se produce una insurgencia que va desde la psicología individual hasta la colectiva, desde la asunción del destino por parte de un conjunto súbitamente despertado, la historia no volverá a volar jamás en esta república de marionetas. Manifiesto un deseo, es obvio, pero uno que contiene subjetividad y praxis. O creamos nuevos espacios y nuevas formas de comunidad o seremos deglutidos en las entrañas de la realidad envolvente prefabricada, establecida y asumida.

Debemos instituir esas nuevas formas, difícil asunto, sólo que algunos, en medio de la aparente incomprensión general, manifestamos la búsqueda de un deseo inmanente que organice la multitud, el apelo a una función profética que la haga capaz de crear y producir contrapoder, en una función constituyente, instituyente si queremos ir un paso adelante, capaz de trastocar ontológicamente desde una multitud creadora.

teodulolopezm@yahoo.com

sábado, 1 de enero de 2011

Nuevo e-book de Teódulo López Meléndez


Empoderamiento (Sexta lectura del nuevo milenio)




Índice 2

Praefatio. La escritura como política 3

Sexta lectura del nuevo milenio 9

Catálogo de incertidumbres 10
La ilógica contra el Islam
La nueva imbricación de política y religión
La Alianza de Civilizaciones 17
Turquía, “la niña de tus ojos” 21
Mediterráneo: Guía para perplejos 23
El planeta herido 31
Las autopistas científicas asociales 36
La pobreza como expresión de desigualdad 38
El desarrollo de lo humano

Crociverba 41

El desarrollo humano en cultura 42
Educar la incertidumbre 45
El desgaste de la obra humana 48
Literatura y política: habitar el lenguaje 50
Retrato involuntario de Venezuela 52
Las bacterias de arsénico o los frijoles blancos 55


https://acrobat.com/?i=uwy8II943kW2HKBNtsc*PQ

http://www.scribd.com/doc/46135478/Empoderamiento-Sexta-Lectura-Del-Nuevo-Milenio

http://www.komedi.com.br/escrita/leitura.asp?Texto_ID=15070